Poco se ha profundizado en los programas de los comités a los que Tijanovksaya (la líder de facto de la oposición bielorrusa) ha dado luz verde. 

En la página web de su programa electoral aparecen toda una serie de propuestas de contenido democratizador que hablan sobre libertad en las elecciones, justicia independiente y demás. Pero sin quedarnos ahí, más adelante, se menciona en un párrafo que:

“Nos hemos asociado con los equipos de Viktor Babariko y Valeri Tsepkalo (candidato encarcelado y exiliado respectivamente), los mejores expertos, partidos y organizaciones públicas cooperan con nosotros. Ofrecen programas para el desarrollo del país, que se pueden encontrar en reformby.com.

Hemos creado un equipo fuerte con un objetivo común: construir una nueva Bielorrusia. ¡Hagámoslo juntos!

Para ganar, tú y yo debemos actuar como un gran equipo.”

 

Accediendo al link de reformby.com encontramos toda una serie de propuestas que difieren de la cara amable que comentábamos al principio. Propuestas que abarcan desde economía hasta ecología, sanidad, pensiones, etc. Al navegar por la página, leemos al final:

BIELORRUSIA POR LA VIDA, REFORMAS PARA LAS PERSONAS

Proyecto de reforma para un solo candidato presidencial de defensores del cambio y expertos independientes

Los materiales del sitio se crearon sobre la base de los documentos de la plataforma Paquete de reanimación de reformas para Bielorrusia.”

NOTA*: desde la publicación de éste artículo se ha borrado también la página de reformby.com, que nos conducía al “paquete de reanimación”. La oposición bielorrusa parece querer eliminar todo aquello que la vincule con dichas medidas. No obstante, el lector debe tener en cuenta que esto no es más que una prueba de la pugna interna que existe entre los sectores más extremistas y moderados de la oposición en el país. 

¿En qué consiste este “Paquete de reanimación”? Al intentar acceder a la página, nos salta un error y el contenido parece bloqueado o eliminado. No obstante, algunos han sido rápidos en asegurarse de salvar el texto.

El contenido, habla de que la situación en el país se está desarrollando negativamente para los intereses bielorrusos. Se mencionan amenazas a la seguridad causadas por Rusia y se critica la participación del país en proyectos de integración postsoviética. Más en adelante, se enumeran las reformas, entre las que encontramos algunas de contenido polémico y que evidenciarían un claro giro de la situación geopolítica bielorrusa. Además, hay propuestas de evidente motivación ultra-nacionalista y revisionista junto a planes privatizadores. De aplicarse estas medidas, Bielorrusia abandonaría totalmente sus relaciones con Rusia y pasaría a integrarse dentro de la esfera occidental; especialmente dentro de los nuevos proyectos que promueven países como Polonia y Lituania (Iniciativa 3 Mares-Intermarium). En principio, se preveía una situación parecida a la Revolución de Terciopelo en Armenia (2018). Sin embargo los planes de “reanimación” que parecen inspirar al programa de Tijanovskaya parecen mucho más radicales

Esto debería causar preocupación dada la actual situación en países como Ucrania. Ocasionaría un potencial giro de ciento ochenta grados que podría afectar al reparto de fuerzas políticas, económicas y militares en Europa Oriental. También afectaría negativamente a las relaciones intersociales en Bielorrusia, ya que es un país de fuertes vínculos culturales e históricos con Rusia. 

La situación económica, ya difícil de por si debido a la pandemia del covid, empeoraría. Bielorrusia podría ser condenada a repetir experiencias ya pasadas de Europa Oriental: salvajes privatizaciones, descenso del nivel de vida, criminalidad, auge del nacionalismo, conservadurismo y anticomunismo, crecimiento de la emigración, servilismo económico, entre otros muchos efectos adversos. Esto es algo que no parecen contemplar muchos de los sectores liberales que se manifiestan, creyendo que con la simple salida de Lukashenko, desaparecerán todos sus problemas. Los trabajadores de la industria bielorrusa ya han comenzado a organizarse en diversos grupos a través de redes sociales, desde donde exponen sus exigencias, destinadas a defender sus puestos de trabajo y evitar las privatizaciones así como el secuestro de sus demandas por la oposición.

También se han observado preocupantes comportamientos por parte de los grupos más extremistas de la oposición, que están creando plataformas (Все Нарушения-Todas las violaciones) donde exponen la identidad de aquellas personas que han “infringido las leyes durante el régimen dictatorial”. Lukashenko todavía no ha abandonado el poder, pero distintas fuerzas internas y externas parecen ansiosas por aprovechar el momento y dar forma a su deseado modelo para “la nueva Bielorrusia”.

A continuación, destacamos los puntos más radicales del programa auspiciado por la oposición que representa Tijanovksaya:

Cambio de prioridades y acentos en la política exterior de la Unión Europea

La Unión Europea se enfrenta a desafíos migratorios sin precedentes y a las consecuencias del Brexit. Muchos países de la UE buscan compromisos con el Kremlin. Estados Unidos no es un verdadero garante de la independencia de Bielorrusia, a pesar de los avances en las relaciones bilaterales y el firme compromiso de Washington con la independencia y soberanía de Bielorrusia.

Principales metas / objetivos de la reforma

El principal objetivo de la reforma del sector de la seguridad nacional es la movilización y consolidación urgente de la sociedad para proteger la independencia y la soberanía.

Tareas:

Fortalecimiento de la identidad nacional, aumento del patriotismo y la dignidad nacional;

Consolidación de la sociedad basada en valores democráticos y la idea de construir una Bielorrusia independiente;

Reducir la influencia del Kremlin en Bielorrusia a través de factores informativos, económicos, de integración y humanitarios;

Retirada de las asociaciones de integración postsoviéticas dominadas por Rusia;

Integración en estructuras políticas, económicas y militares occidentales (UE, OTAN).

Pasos básicos para implementar el concepto

Acciones prioritarias (hasta 2021)

  1. En el ámbito político:

Retirada del “Estado de la Unión”, la Unión Euroasiática, la Unión Aduanera y otras entidades de integración dominadas por Rusia;

La prohibición de las organizaciones prorrusas cuyas actividades sean contrarias a los intereses nacionales, así como de los fondos y organizaciones rusos que financian tales estructuras;

Introducción de responsabilidad penal por declaraciones públicas que cuestionen la existencia de una nación bielorrusa separada y / o su derecho histórico a su propio estado. Introducción de la responsabilidad penal por los insultos públicos del idioma bielorruso;

Seguimiento de la sociedad civil de las actividades de las iniciativas a favor del Kremlin en Bielorrusia;

Implementación de control fronterizo y aduanero en la frontera con Rusia

 

  1. En el ámbito económico:

Prohibición de la venta de infraestructura bielorrusa a empresas rusas.

Diversificación del suministro de energía, reduciendo la participación de Rusia como proveedor de energía a Bielorrusia al 50% del volumen total de importaciones de energía;

Ampliar el uso de fuentes de energía alternativas;

Implementación del Programa Estatal de Ahorro de Energía, reducción del consumo de energía y transición a combustibles locales;

Construcción de una nueva refinería en Novopolotsk enfocada en petróleo ligero.

Inclusión de Bielorrusia en programas de cooperación en el marco de la Iniciativa 3 Mares con el fin de preparar los documentos, programas e infraestructura necesarios para que Bielorrusia se una al futuro sistema de suministro de gas licuado de los Estados Unidos a Europa del Este;

Privatización de empresas de propiedad estatal con prohibición de adquisición por empresas con una participación de capital ruso superior al 20%; creación de condiciones para atraer inversión extranjera directa;

Construcción de vías férreas y carreteras modernas Kiev-Minsk-Vilnius, Lvov-Brest-Grodno-Vilnius, Vitebsk-Polotsk-Daugavpils-Riga.

 

  1. En el ámbito de la información:

Liberación de los medios de comunicación independientes de la presión y el control del estado, garantizando la libertad de los medios de comunicación y la libertad de expresión en Bielorrusia;

Prohibir la emisión de programas periodísticos, sociopolíticos y noticiosos creados por canales de televisión rusos en Bielorrusia;

Inclusión en el paquete de televisión estándar de los canales de televisión públicos obligatorios de Letonia, Lituania, Polonia y Ucrania.

Restaurar las actividades permanentes del Consejo de Coordinación Pública en el ámbito de los medios de comunicación.

Establecer para la transmisión por cable la participación máxima permitida de canales de TV en cuya producción participan países extranjeros, en el 50% del número total de canales de TV ofrecidos en el paquete.

Mejorar la calidad de los canales de televisión nacionales de Bielorrusia, creando programas históricos y sociopolíticos especiales.

Retransmisión por canales de televisión nacionales de programas de divulgación científica, entretenimiento y noticias de los países de la Unión Europea, Gran Bretaña, Canadá, Estados Unidos, Australia.

 

  1. En el ámbito militar:

Retirada de la OTSC, devolución del control total de Bielorrusia sobre sus sistemas de defensa antiaéreos y antimisiles;

Retirada de las instalaciones militares rusas del territorio de Bielorrusia: un centro de comunicaciones en Vileika y una estación de radar cerca de Baranovichi;

Fortalecimiento de la educación patriótica en el ejército bielorruso;

Traducción del trabajo educativo en el ejército al bielorruso;

Desarrollo de infraestructura fronteriza en la frontera con países de la UE, aumentando la capacidad de los pasos fronterizos.

Transición a los estándares de la OTAN;

Formación de personal militar con el envío de militares bielorrusos a las instituciones y centros educativos pertinentes de los países de la OTAN;

Traducción al idioma bielorruso de toda la vida del ejército bielorruso (servicio, trabajo de combate, mantenimiento técnico, etc.);

Asignar los nombres de los héroes nacionales de Bielorrusia a las unidades militares e instituciones educativas de Bielorrusia.

Formación de las Fuerzas Armadas de Bielorrusia a partir de cuatro unidades integrales

  1. Un núcleo de personal militar profesional que presta servicios por contrato;
  2. Ciudadanos que estén realizando el servicio militar obligatorio;
  3. Unidades territoriales voluntarias, formadas por ciudadanos, que conservan ocupaciones cívicas pero son capacitadas periódicamente y se pueden movilizar rápidamente;
  4. Reservas – Todos los ciudadanos varones aptos para el servicio que hayan completado el entrenamiento militar durante el servicio militar obligatorio;

Cambiar el sistema de entrenamiento del personal militar durante el servicio militar y reservistas. Centrarse en la educación patriótica y la adquisición de las habilidades necesarias;

Cambio de la duración del servicio militar obligatorio a seis meses;

El número de fuerzas armadas, excluidos los reservistas, está entre 75 y 80.000;

Disposición de la infraestructura correspondiente en la frontera de Bielorrusia y Rusia.

 

  1. En el campo de la cultura:

Popularización de héroes nacionales con sesgo hacia los siglos XIX y XX.

Popularización de la personalidad de Kastus Kalinouski como fundador político de la moderna nación bielorrusa, como símbolo de la lucha de los bielorrusos por la libertad y la independencia, y como una figura que debe consolidar a su alrededor a todos los devotos de los valores del Renacimiento nacional y la independencia del país.

Devolver la condición de único idioma estatal al idioma bielorruso, garantizar los derechos de las minorías nacionales a la educación y realizar eventos culturales en su idioma nativo.

Desarrollo e implementación de incentivos administrativos y financieros para los medios de comunicación en idioma bielorruso, la publicación de libros y la vida cultural. Devolución de los suplementos estatales para la educación y la crianza en el idioma bielorruso en las instituciones de educación preescolar, secundaria y superior.

Llevar a cabo una descomunización y dessovietización integral de Bielorrusia.

Bielorrusización de la vida religiosa de todas las confesiones cristianas y otras religiones.

Bielorrusización del sistema educativo de todos los niveles y formas.

Restauración del registro, el estado y la financiación estatal del Liceo Nacional Estatal Humanitario que lleva el nombre de Yakub Kolas, al tiempo que se preservan las libertades académicas para maestros, estudiantes y padres. Creación de sucursales del Liceo en todas las ciudades regionales.

Metas a largo plazo (hasta 2030)

Creación de un sistema educativo transversal en idioma bielorruso desde los jardines de infancia hasta las universidades.

Restauración de la Iglesia ortodoxa autocéfala bielorrusa como alternativa nacional al exarcado bielorruso de la Iglesia ortodoxa rusa del Patriarcado de Moscú.

Cumplimiento por parte de Bielorrusia de todos los criterios para la membresía en la Unión Europea y la OTAN, presentación de solicitudes relevantes para la membresía en estas estructuras.

Garantizar la seguridad alimentaria a largo plazo diversificando el suministro de productos al país, creando un suministro de alimentos, modernizando la producción agrícola, desarrollando granjas.

Fortalecer la cooperación y la formación de una asociación estratégica dentro de la Commonwealth del Mar Báltico-Negro, la formación y el diseño organizativo del correspondiente bloque interestatal regional.

Implementación de un programa de diversificación de suministros energéticos con limitación de la participación de proveedores de cualquier país a un máximo del 30% del volumen total de importaciones de energía.

 

Ayer, Olga Kovalkova, parte del equipo de campaña de Tijanovskaya publicó quienes serán los miembros del “Comité coordinador” que “representa mejor” al pueblo de Bielorrusia. Entre ellos encontramos como primera integrante a Svetlana Alexievich, la polémica premio nobel bielorrusa además de otras personalidades de orientación prooccidental y parte de lo que se consideraría la “intelligentsia” bielorrusa más favorable a dicho giro:

 

Svetlana Alexievich – Premio Nobel de Literatura

Lyudmila Antonovskaya – Presidenta de la Asociación “Instrumentación innovadora”

Pavel Belous – fundador y propietario de Symbal.by

Ales Bialiatski – activista de derechos humanos, presidente del centro de derechos humanos “Viasna”

Andrey Vitushko – resucitador pediátrico, candidato de ciencias médicas.

Lilia Vlasova – mediadora y abogada internacional

Vitaly Volyanyuk – director de Probusiness

Alana Gebremariam – activista del Bloque Juvenil

Yuri Gubarevich – político, presidente del movimiento “Por la libertad”

Pavel Daneiko – Gerente de IPM Group of Companies,

Alexander Dobrovolsky – miembro del Consejo Político de la UCP

Ales Duko – administración del parque “Great Stone”

Vladimir Dunaev – Profesor, Experto del Comité Público de Bolonia

Andrei Egorov – politólogo, director del Centro para la Transformación Europea

Maxim Znak – abogado

Svetlana Kalinkina – periodista

Olga Kovalkova – fideicomisaria de Svetlana Tikhanovskaya

Nikolai Kozlov – administrador de Svetlana Tikhanovskaya

Maria Kolesnikova – coordinadora de la plantilla de Victor Babariko

Dmitry Kruk – economista

Igor Kabushkov – representante de la comunidad estudiantil

Andrei Kureychik – guionista, dramaturgo, director, publicista

Evgeny Livyant – profesor, director del centro de tutoría “100 puntos”

Sergei Makeikov – delegado del BMZ

Tatiana Marinich – fundadora del grupo de empresas BELBIZ

Vladimir Pugach – J-MORS, músico, abogado

Vitaly Rymashevsky – copresidente de BCD

Anna Severinets – profesora, escritora, crítica literaria

Andrei Strizhak – activista de la campaña BY-COVID

Yuri Khvaschevatsky – director de cine

Alexander Center – Director del grupo de empresas A-100

Vladimir Tsesler – artista

Sergei Chaly – analista y economista independiente

Julia Chernyavskaya – culturóloga, profesora

Alexey Shchurko – empresario de GURTAM