14 Milímetros https://14milimetros.com Otra mirada de la guerra Sun, 24 May 2020 20:49:46 +0000 es hourly 1 https://wordpress.org/?v=5.4.1 https://14milimetros.com/wp-content/uploads/2018/09/cropped-Logo-14-milimetros-solo-14-e1537920779190-32x32.png 14 Milímetros https://14milimetros.com 32 32 14 libros para descubrir Europa del Este y su literatura https://14milimetros.com/14-libros-para-descubrir-europa-del-este-y-su-literatura/ https://14milimetros.com/14-libros-para-descubrir-europa-del-este-y-su-literatura/#respond Sun, 24 May 2020 14:59:44 +0000 https://14milimetros.com/?p=2358   Un puente sobre el Drina, de Ivo Andric Una crónica de cinco siglos donde Ivo Andric, Premio Nobel de Literatura, retrata la trágica historia de los Balcanes. La ciudad de Visegrad (Bosnia), situada a orillas del río Drina, tuvo un momento de esplendor en la Edad Media por constituir un puente de tránsito entre […]

La entrada 14 libros para descubrir Europa del Este y su literatura se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
 

Un puente sobre el Drina, de Ivo Andric

Una crónica de cinco siglos donde Ivo Andric, Premio Nobel de Literatura, retrata la trágica historia de los Balcanes.

La ciudad de Visegrad (Bosnia), situada a orillas del río Drina, tuvo un momento de esplendor en la Edad Media por constituir un puente de tránsito entre el mundo cristiano y el islámico. Esta novela recoge la historia de esa comunidad plural y conflictiva, tomando como pretexto narrativo el gran puente de piedra que cruza el río, lugar de encuentro y paseo para sus habitantes. La larga crónica abarca desde el siglo XVI hasta principios del XX, y nos da cuenta de las tensiones y enfrentamientos que se suceden y heredan de generación en generación.

 

 

 

Almas Muertas, de Nikolai Gogol.

La novela se sitúa en el Imperio Ruso, con anterioridad a la emancipación de los siervos, cuando los terratenientes podían poseer siervos que trabajasen sus tierras. Estos eran comprados, vendidos o hipotecados como cualquier otra propiedad. Para contar a los siervos en propiedad y a la hora de la compraventa, se empleaba la palabra “душа” (alma). Por una parte, el título se refiere a ese conteo, donde las “almas muertas” (siervos muertos) siguen siendo propiedad de los terratenientes y estos deben seguir pagando impuestos por su posesión. Por otro lado, es una crítica a esos mismos terratenientes de la clase media rusa de la época: pretenciosos, vulgares, insensibles, sin alma.

La trama cuenta la historia de Chichikov, un hombre adinerado con un plan extraño, hacer negocios con la compraventa de las almas muertas.

 

 

 

Taras Bulba, de Nikolai Gogol

Feroces, crueles, valientes y apasionados, los cosacos hacen temblar la estepa bajo los cascos de sus caballos. Entre ellos se encuentra Taras Bulba, un anciano lleno aún de fuerza e inteligencia que junto a sus hijos, Ostap y Andréi, avanzará por tierras polacas con la intención de vengar su fe ortodoxa burlada por los católicos. Ninguna guarnición, ciudad amurallada o iglesia podrán detenerlos, hasta que la desgracia se ciega sobre ellos y Andréi haga que su padre maldiga el día en que lo engendró. Taras Bulba, una anomalía entre la obra más conocida de Gogol, es una aventura trepidante en la que cada capítulo es más sorprendente que el anterior; un fresco tan afinadamente dibujado y tan vívido que resulta absolutamente intemporal.

 

 

 

Madre, de Maksim Gorki

La novela arranca con la muerte del obrero Mijaíl Vlásov, un hombre que martirizó física y anímicamente a su mujer Pelagia (cuyo patrónimo es Nílovna) durante los años que duró su matrimonio. Fruto del mismo es Pável cuyo carácter se va tornando cada vez más reservado. Pelagia no obtendrá explicación de este cambio de comportamiento hasta que un día Pável decide celebrar una reunión con algunos de sus compañeros en su propio hogar. En esa reunión, la madre tomará conocimiento de las inclinaciones políticas de su hijo, líder socialista en la fábrica en la que trabaja, y conocerá a las personas que componen su círculo más íntimo. En el transcurso de la historia, el lector puede apreciar el cambio de actitud de la madre hacia la actividad política. En un primer momento, su reacción es de rechazo, un rechazo que tiene su origen en el miedo que ha venido arrastrando a lo largo de su vida. Sin embargo, poco a poco se va involucrando en las reuniones de su hijo con sus compañeros de partido, a los cuales acaba tratando y considerando como si fueran sus propios hijos (quien sigue la historia acaba comprendiendo que Pelagia no es sólo la madre de Pável, sino también de todos sus compañeros, de toda la causa que defienden): su relación con personajes como Andrés, Natasha o Rybin es cada vez más estrecha.

 

 

 

Rusia, de Edward Rutherfurd

Guerreros, ermitaños, boyardos y siervos, héroes y heroínas románticos, ancianas damas ricas, buscadores de fortuna y exiliados… Los personajes de Rusia habitan en un mundo contradictorio de bosques, estepas, iconos y hachas, fe ortodoxa y hermosas iglesias, palacios magníficos y pueblos miserables; de arte popular ruso y óperas suntuosas, de Tolstoi y Lenin, Chaikovski y Rasputín. 

Desde las tribus nómadas de las grandes planicies de Eurasia hasta hoy en día, a través de la vida de un pequeño pueblo al este de Moscú, Rutherfurd sigue las tribulaciones de cinco familias desde los orígenes del Rus de Kiev a la invasión tártara, el reinado de Iván el Terrible y los salvajes cosacos, la dinastía de Pedro y Catalina hasta el drama de la Revolución y los posteriores sucesos contemporáneos componiendo un mosaico que consigue, con su extensa documentación y su escritura trepidante y ágil, atraparnos en las redes de uno de los países más contradictorios y fascinantes del mundo.

 

 

 

God´s Playground (vol. 1 y 2), de Norman Davies.

Una detallada investigación de la historia polaca, God´s Playground demuestra la importancia de Polonia en la historia europea, desde la Edad Media hasta el presente. Abandonando el enfoque nacionalista tradicional de la historia polaca, Norman Davies enfatiza el rico patrimonio multinacional del país y coloca el desarrollo de las comunidades judías, alemanas, ucranianas y lituanas firmemente dentro del contexto polaco. Davies enfatiza la historia cultural de Polonia a través de una presentación de extensos textos poéticos, literarios y documentales. La narrativa política se entremezcla con ensayos sobre temas religiosos, sociales, económicos, constitucionales, filosóficos y diplomáticos.

 

 

 

La trampa balcánica, de Francisco Veiga.

Este libro propone una reflexión serena pero polémica sobre la última gran crisis europea de finales del siglo XX: la crisis de los Balcanes. En el análisis, se consideran las causas sociales y económicas, los mitos históricos y una constante de la singular historia de este rincón de Europa: el persistente intervencionismo de las grandes potencias que una y otra vez han caído en la trampa balcánica, en la cual es fácil entrar pero muy difícil salir.

 

 

 

Bajo el Yugo, de Ivan Vazov.

Posiblemente el cásico más famoso de la literatura búlgara. Publicada en 1894, narra los momentos previos de la sublevación de abril de 1876 contra los turcos, el mayor intento de recuperar la soberanía de Bulgaria hasta la fecha. El protagonista es Iván Kralicha, un revolucionario que, fugado de una prisión turca, se establece en una pequeña ciudad del centro de Bulgaria haciéndose pasar por maestro. Allí entra en contacto con otros patriotas búlgaros, con enemigos e incluso encuentra al amor de su vida. Vazov toma personajes de sus recuerdos juveniles y narra con gran detalle el drama acerca de las tribulaciones de los personajes, sus emociones y motivos para participar en la rebelión, además de la sociedad rural de la época, un amplio reparto donde hay revolucionarios, colaboracionistas, clero o gente sencilla que tiene miedo de alzarse contra los turcos. Mediante la glorificación de la lucha contra el invasor extranjero, Vazov pretende insuflar de patriotismo a una nación que acaba de recobrar su independencia tras cinco siglos de dominación otomana.

 

 

 

The last King of Poland, de Adam Zamoyski.

Fascinante biografía del último rey de Polonia, y un relato de un sueño personal con todos los elementos de la Gran tragedia. El joven rey Stanislaw Antoni Poniatowski fue una ilustración perfecta de las contradicciones de los puntos de vista ideológicos y religiosos de Europa: adoró la razón pero fue guiado por el corazón. Stanislaw finalmente se vio obligado a observar cómo se iba destrozando todo por lo que había trabajado y finalmente se vio obligado a abdicar, como un hombre destrozado, engañado y desilusionado.

 

 

 

Kobzar, de Taras Sevchenko.

Taras Sevchenko es considerado el padre del idioma ucraniano moderno y una de las principales figuras del renacimiento literario del país. Gracias a sus obras, en las que empleaba el ucraniano, el espíritu nacional de sus compatriotas fue revivido. “Kobzar” era la palabra empleada para designar a los bardos ucranianos que cantaban poemas épicos o salmos mientras tocaban el “kobza”, un instrumento de cuerda de la familia del laúd. Sevchenko fue apodado “kobzar” tras la publicación de varios de sus poemas, que en esta colección se presentan bajo tal nombre. Los poemas de Sevchenko representan enérgicamente a la población ucraniana como distinta de la rusa, mostrando un sentimiento vivaz y alegre, pero a su vez triste y pesimista.

 

 

 

Las aventuras del buen soldado Svejk, de Jaroslav Hasek.

Cuando estalla la Primera Guerra Mundial, el orondo y entusiasta Svejk, llevado por su fervor patriótico, se alista enseguida en el ejército austrohúngaro; se inician así las desternillantes y sorprendentes andanzas de este simpático pícaro moderno, cuya curiosa manera de atender a las órdenes de sus superiores le lleva a ser declarado oficialmente idiota. Una de las novelas más disparatadas y subversivas de toda la literatura universal.

 

 

 

Trilogía Transilvania, de Miklos Banffy.

A principios del siglo XX en Hungría se suceden las convulsiones políticas: el difícil equilibrio de la Monarquía Austrohúngara se resquebraja y las refriegas parlamentarias están llevando al país al colapso. La historia de amor entre Bálint Abády y Adrienne Miloth se inicia a la sombra de estos preocupantes augurios. Esta trilogía de novelas, que Miklós Bánffy publicó entre 1934 y 1940, está considerada como una de las obras más importantes de la narrativa centroeuropea de la primera mitad del siglo xx. Prohibida durante más de cuarenta años por los regímenes comunistas, desde su reciente recuperación no ha dejado de cautivar a lectores de todo el mundo.

 

 

 

Al este de Occidente, de Miroslav Penkov.

Penkov nos sumerge en estas páginas en siglos de tumulto de la historia de Bulgaria y la Europa del Este, y nos presenta un entrañable elenco de personajes atrapados entre la nostalgia del pasado y el anhelo de un futuro imposible: dos enamorados se reúnen una vez cada cinco años en el río que divide su pueblo entre el Este y Occidente; un nieto intenta comprar el cadáver de Lenin en eBay para regalárselo a su abuelo comunista. Pero incluso cuando el peso de la historia o el dolor del exilio parecen insoportables, los relatos de Al este de Occidente están animados por un inigualable sentido del absurdo y una rotunda afirmación de esperanza.Como hiciera James Joyce en Dublineses u Orhan Pamuk en Estambul, Penkov teje un retrato de su tierra natal y las almas de sus gentes, y consigue a través de estos relatos trascender fronteras: demuestra que el amor, la muerte y todo aquello que nos hace humanos permanece inalterable en el espacio y el tiempo.

 

 

 

Educación Siberiana, de Nikolai Lilin.

Basada en la supuesta experiencia personal del autor, con elementos semificticios, esta novela relata la extraordinaria historia de los urcas, una insólita comunidad de bandidos siberianos que tienen el dudoso honor de ser los únicos oponentes a Stalin que fueron deportados desde Siberia en lugar de hacia Siberia.

Los urcas fueron expulsados por Stalin a Transnistria, una larga franja entre Moldavia y Ucrania, aún hoy una tierra de nadie —en 1990 declaró su independencia, pero ningún estado la reconoce—, asolada por la corrupción, el crimen organizado y el contrabando.

Y precisamente allí nació y se crió Nikolái Lilin, en el seno de una gran familia que se enorgullece de no reconocer otra autoridad que la de sus ancianos, obligando a sus miembros a respetar un estricto código de conducta que les permite definirse a sí mismos como «criminales honestos». Con un profundo sentido de libertad y justicia, y exaltando valores como la lealtad, la humildad y la generosidad, los urcas no sólo prohíben las drogas, la violación y el desprecio hacia los débiles, sino que incluso castigan estos delitos con la muerte. Y como símbolo tangible de una ética tan peculiar, los tatuajes se presentan como un libro misterioso cuyas páginas custodian un lenguaje que nunca debe pronunciarse.

Apasionante y desgarradora, pero no exenta de sentido del humor, Educación siberiana es una gran epopeya personal relatada con una voz enormemente cercana y cautivadora.

 

 

 

 

La entrada 14 libros para descubrir Europa del Este y su literatura se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
https://14milimetros.com/14-libros-para-descubrir-europa-del-este-y-su-literatura/feed/ 0
Iniciativa Tres Mares. Su significado y posibles consecuencias geopolíticas. https://14milimetros.com/iniciativa-tres-mares-su-significado-y-posibles-consecuencias-geopoliticas/ https://14milimetros.com/iniciativa-tres-mares-su-significado-y-posibles-consecuencias-geopoliticas/#respond Tue, 19 May 2020 13:40:23 +0000 https://14milimetros.com/?p=2276 La Iniciativa Tres Mares (Three Seas Initiative) es un proyecto de unión económico-tecnológica que engloba a 12 estados miembros de la UE situados entre el mar Báltico, mar Adriático y el mar Negro. El proyecto se origina debido a la experiencia histórica de los estados de la región, siempre sujetos a la influencia o dominio […]

La entrada Iniciativa Tres Mares. Su significado y posibles consecuencias geopolíticas. se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
La Iniciativa Tres Mares (Three Seas Initiative) es un proyecto de unión económico-tecnológica que engloba a 12 estados miembros de la UE situados entre el mar Báltico, mar Adriático y el mar Negro. El proyecto se origina debido a la experiencia histórica de los estados de la región, siempre sujetos a la influencia o dominio de las potencias del momento. Sobre el papel, el objetivo es fortalecer el comercio y la cooperación en diversos ámbitos de norte a sur de la región y combatir intereses externos. A pesar de ello existe el riesgo de que potencias como EE.UU, que ya han mostrado interés en el proyecto, lo influencien a su antojo, así como que Rusia y Turquía traten de desbaratarlo, aprovechando las horas bajas de la UE. A su vez, el proyecto podría tornarse en una reagrupación ideológica de los países de la mitad este en contra de una UE con la que hay varias desavenencias.


 

Los estados miembros del proyecto son: Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Eslovenia, Austria, Croacia, Rumanía y Bulgaria. 

La Iniciativa Tres Mares (I3M) nace en 2015 como una idea de los círculos políticos de Polonia y Croacia, bajo el paraguas de los presidentes de dichos países, Andrzej Duda y Kolinda Grabar. La motivación es la de incrementar la cooperación económica y política, la cual durante la época de la Guerra Fría estaba fuertemente ligada a la Unión Soviética, lo que creó una dependencia de los países hacia esta y también un corredor comercial este-oeste que sigue vigente hoy en día. El proyecto por ello busca incentivar, en primer lugar, la modernización de las infraestructuras de los países miembros del proyecto, lo cual dará paso a las consiguientes fases de cooperación en los planos energético, de transporte, comunicación digital y ciberseguridad, restándole importancia a la ruta este-oeste en favor de la norte-sur, otorgando con ello más poder a los países miembros del proyecto.

 

 

La iniciativa se dirige, en parte, contra la Federación Rusa y su creciente proyección en Europa, así como la dependencia energética de los países orientales de la energía rusa. Se busca también dinamitar los intentos de Turquía de ganar de nuevo peso en la región balcánica, especialmente con la finalización de proyectos como el Turk Stream o la infiltración ideológica de ésta en la región, jugando la carta de las minorías musulmanas en los países balcánicos. A pesar de ello, si este proyecto continúa adelante y resulta exitoso, podría también significar el inicio de un suicidio estratégico en la región para una Unión Europea que, como hemos estado viendo recientemente, se encuentra en un serio momento de debilidad interna, agravado por la presente pandemia del coronavirus y por el vacío de poder que ocasiona el abandono del Reino Unido. La conflictividad que la UE mantiene con el grupo de Visegrado (Polonia, Hungría, Rep.Checa y Eslovaquia), el cual, tiene un gran peso en la I3M, podría significar el “casamiento” de las perspectivas ideológicas de dicho grupo con el proyecto I3M. Por si fuera poco, el cada vez más marcado conflicto entre EE.UU y China, ambos con sus respectivos intereses de defensa y comercio en la región, relegaría de nuevo a la UE a un segundo plano.

 

 

 La primera reunión de los estados miembros tuvo lugar en Dubrovnik en agosto de 2016. Allí se adoptó una declaración con los objetivos ya nombrados y una declaración de intenciones en la que se expresaba la voluntad de que el centro y este de Europa se convertiese en una región más segura y competitiva, fortaleciendo así a toda la Unión Europea. La siguiente reunión tuvo lugar en Varsovia en julio de 2017, a dicha reunión acudió el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien afirmó:   

“La Iniciativa Tres Mares no solo empoderará a vuestros pueblos para que prosperen, sino que también asegurará que vuestras naciones permanecen soberanas, seguras y libres de coerción extranjera. Las naciones de los tres mares serán más fuertes que nunca.”

Lo que se esconde tras este tipo de declaraciones es que los propios EE.UU tienen un gran interés en emplear el proyecto como una plataforma para su política exterior y sus planes geopolíticos para Europa Oriental, lo cual subordinaría el proyecto a una potencia valedora, en este caso los EE.UU, para quien los estados parte son meras piezas del tablero en la pugna que sostiene con sus rivales. 

Volviendo al análisis del proyecto y como se ha explicado anteriormente, uno de los deseos de los estados parte es suplir la desventaja de la ruta de comercio este-oeste y desarrollar la norte-sur. La falta de integración en los suministros de energía y transporte convierte a la región en un punto vulnerable que los países miembros del proyecto quieren suplir. Esto engloba no solo al suministro de energía (oleoductos o gaseoductos) sino también las carreteras, vías de ferrocarril y la telecomunicación. 

 

 

En la esfera de la energía se pretende unir las terminales de gas natural licuado del noroeste de Polonia (Swinoujscie) con las de Lituania (Kapleida), así como construir nuevas terminales en Croacia (Krk). También se pretende unir las reservas de hidrocarburos de Rumanía con proyectos destinados a Hungría, Eslovaquia y Polonia, países desde los cuales se continuará el suministro a los respectivos miembros dependiendo de su cercanía geográfica. Otra opción sería la de unir estas reservas de Rumania con el gaseoducto Trans Adriático de Grecia e Italia, el cual provee de gas natural desde el mar Caspio a través de Azerbaiyán y Turquía a Europa Occidental. Conectar todo este entramado perseguiría el objetivo de reducir la dependencia de Europa del Este del suministro de gas ruso. El gas natural licuado que llegaría a las terminales de Polonia y Lituania lo haría de la mano de los EE.UU, quienes están altamente interesados en acceder al mercado europeo de gas. Esta estrategia busca hacer balanza contra el Nord Stream 2, que lleva gas desde Rusia directamente a Alemania a través del Mar Báltico. EE.UU impuso sanciones de manera unilateral contra el Nord Stream 2, ya que Alemania no parecía convencida por la oferta de compra de gas estadounidense. 

En cuanto al transporte, la I3M requeriría toda una revolución de la infraestructura nacional de los países miembros, focalizando los recursos en la planificación, desarrollo y construcción de toda una serie de autopistas que unan de norte a sur a los estados miembros, así como la muy necesitada modernización de las vías de ferrocarril. También se menciona la unión de las vías fluviales de los ríos Danubio, Óder y Elba. 

En la esfera tecnológica y digital se pretende la creación de una nueva plataforma de comunicación que una a los países miembros a través de la fibra óptica y una red 5G.  

En total hay 48 proyectos registrados, unos más grandes que otros. Para la consecución de los fondos necesarios se constituyó el Fondo de Inversión de la I3M, dicho fondo contaba, en verano de 2019 con 500 millones de euros y se esperaba un incremento hasta los 5 mil millones a través del acuerdo con inversores y fondos de capital de Australia, Japón, Israel, Noruega y Corea del Sur, entre otros. El objetivo del fondo es la consecución, a través de la cooperación, de proyectos de infraestructura valorados en hasta 100 mil millones de euros. A pesar de esto, la financiación y consecución de la totalidad de los proyectos se estima que costaría la astronómica cifra de 570 mil millones. 

La falta de financiación es uno de los problemas principales del proyecto, ya que los países miembros no pueden asumir semejantes costes sin ayuda. Se busca la ayuda financiera del Banco Europeo de Inversiones así como del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo. El Fondo Estructural y de Inversión Europea ya ha puesto a disposición 2.5 mil millones de euros para financiar proyectos de la I3M. Se pretende también destinar 42.3 mil millones de euros entre 2021 y 2027. 

A pesar de esto, queda por ver si dichas instituciones pueden destinar de forma continuada las ingentes cantidades que requiere el proyecto para poder terminarlo en un plazo razonable. Es más, la pandemia del coronavirus y la consecuente crisis económica que parece avecinarse representan otro problema añadido. Esto conlleva que la I3M quizás necesite la ayuda de una potencia externa, tanto para el plano económico como para el político. Y aquí es donde entran de nuevo en juego los EE.UU. 

En febrero de 2020 el Departamento de Estado de los EE.UU se comprometió a apoyar el proyecto con una primera inyección económica, Mike Pompeo, Secretario de Estado del país afirmó en la Conferencia de Seguridad de Múnich que: 

 

 

“Occidente está ganando, estamos ganando colectivamente, lo estamos haciendo juntos. Como una nueva declaración de nuestro apoyo a la soberanía, prosperidad e independencia energética de nuestros amigos europeos, hoy quiero anunciar que a través de la Corporación Internacional de Financiación del Desarrollo y con el apoyo del Congreso de los EEUU, pretendemos proporcionar hasta mil millones de dólares en financiación para los países de Europa Central y del Este miembros de la Iniciativa Tres Mares.”

Esto refuerza la creencia de que, como se ha mencionado anteriormente, dicho país lleva tiempo apoyando el proyecto e interesándose por el mismo. Los EE.UU parecen dispuestos a financiar la I3M, al menos, mientras vean que la misma sirve a sus intereses en la zona. 

Otro actor clave es Alemania, potencia que siempre ha tenido interés en ejercer su influencia sobre los países de Europa Oriental, ya que esa zona constituye, en gran medida, el campo a través del que proyecta su dominio en la UE. Si bien es difícil que Alemania acceda al proyecto como estado miembro, ya que sería el poder dominante, podría igualmente ejercer influencia sobre la agenda del proyecto gracias a sus inyecciones económicas. La élite en Berlín es consciente de que una I3M independiente o subordinada al interés de otra potencia representaría un gran peligro para el estatus de líder que poseen los germanos. 

Adentrándonos en el campo de la importancia geopolítica del proyecto, uno puede cerciorarse de que la I3M guarda similitudes con el Intermarium (Międzymorze – entre mares). El Intermarium fue un proyecto de corte federalista ideado por Jozef Pilsudski, jefe de estado (1918-1922) y más tarde dictador de Polonia (1926-1935), figura clave en su independencia tras la Primera Guerra Mundial y estadista de gran prestigio en el país. 

 El Intermarium tenía por objetivo emular en parte la extensión territorial de la Mancomunidad Polaco-Lituana, la cual se extendió desde el Mar Báltico hasta el Mar Negro. El Intermarium debería hacer de contrapeso en Europa frente al poder de Alemania y sobre todo la URSS y convertirse en una potencia independiente.

Por ello, bajo esta federación, evidentemente comandada por Polonia, deberían haberse encontrado los Países Bálticos, Bielorrusia, Ucrania, Hungría, Rumania, Yugoslavia y Checoslovaquia. En versiones posteriores del plan, se llegó a incluir a Bulgaria, Grecia, Italia o incluso al resto de los países escandinavos. El Intermarium obviamente no salió adelante y apenas se materializó más allá de la imaginación de Pilsudski. La oposición evidente de Alemania y la URSS, así como la falta de confianza del resto de países, que no querían verse sometidos a las órdenes de Polonia, frustraron el plan. 

Dicho esto, al igual que el Intermarium en su época, la I3M tiene una serie de motivaciones geopolíticas dirigidas a contrarrestar la influencia de países como Rusia y Turquía, en mayor y menor medida respectivamente. 

En el caso de la primera, el objetivo es el de ejercer una suerte de barrera contra el resurgimiento de Rusia y el ejercicio del poder duro (medios militares y económicos) y poder blando (medios ideológicos, culturales y/o diplomáticos) que esta ha venido empleando en escenarios como Georgia, Crimea o Ucrania. No obstante utilizar este argumento a favor de la necesidad de la I3M nos haría caer en la falsedad, ya que ignora que durante años Rusia se mantuvo en una postura generalmente pasiva frente a un bloque occidental que, comandado por EEUU, ejerció su poder duro y/o blando en el área de influencia histórica rusa (Bombardeo de Yugoslavia 1999, Revolución Naranja 2004 en Ucrania, Revolución de las Rosas en Georgia, Euromaidán de nuevo en Ucrania) y que incluso llegó a invertir ingentes cantidades de dinero destinadas a influenciar a la sociedad civil y política rusa, dinero, por supuesto, proveniente del gobierno estadounidense y sus organizaciones afines, tal y como reconoció Victoria Nuland. 

A su vez, la expansión de la OTAN contra las fronteras occidentales rusas, así como la ruptura unilateral del tratado ABM (tratado sobre misiles antibalísticos) por parte de EEUU y la instalación de un escudo antimisiles (que podría negar una respuesta rusa en caso de ser esta atacada con armas nucleares) con presencia en Europa del Este representan un claro peligro para un país cuya masa poblacional se encuentra mayoritariamente en la parte europea. Habrá quien diga que los estados de la iniciativa, o incluso la propia UE, son susceptibles a una supuesta “invasión rusa”. En realidad es tan sencillo como consultar la dependencia comercial que Rusia tiene con Europa, la comparación actual de las FF.AA de la OTAN y Rusia o el sentimiento, muchas veces negativo, que profesan las élites o la población de diversos países miembros en relación a Rusia. Es más, dejando de lado el poder blando que se emplea en la zona, cualquiera meramente familiarizado con la actuación de la clase dirigente rusa y sus recientes actuaciones en el plano global en respuesta a Occidente se dará cuenta de que detrás del telón de todos los medios de comunicación y la propaganda producidos por uno y otro lado, Rusia solamente está en las condiciones justas como para defender parte de su zona de influencia, pero no para iniciar un empuje ideológico significativo y menos aún militar hacia el oeste. Esto es bien sabido dentro de la élite del país. Es innegable que tanto Occidente como Rusia sacan provecho de la situación de “Guerra Fría” para distraer a sus respectivas poblaciones de los problemas nacionales, un truco muy viejo, pero siempre efectivo. 

Es por ello que la I3M corre el peligro de cometer  un error que se convierte en debilidad. Dirigir parte del proyecto contra Rusia, que ya está contra las cuerdas, puede conllevar poner el mismo todavía más en manos de otra potencia, en este caso los EE.UU, quienes están por supuesto muy interesados, como ya se ha dicho, en combatir a Rusia en Europa del Este y crear un sentimiento de “peligro” que impulse a su industria armamentística y justifique la necesidad de su presencia en el continente europeo. Que mejor plan que hacerlo influenciando a la I3M, de todos modos, EE.UU ya tiene una gran influencia sobre los países de la zona, ejercerla sobre la I3M no le sería muy difícil. Esto quizás motivaría una respuesta rusa, en busca de equilibrar la balanza, irónicamente la I3M impulsaría precisamente lo que pretende combatir, los intentos de incrementar la influencia rusa en la región.

Por ello, en este plano, la I3M contradice la propia noción de su existencia y pone en peligro la balanza e independencia que busca crear, poniendo a los países miembros en manos de los planes geopolíticos de la potencia de turno y fomentando una especie de paternalismo que da a entender que estos estados son incapaces de hacer nada por sí mismos sin depender de alguna potencia mayor, condenándolos a repetir experiencias históricas en teoría superadas y a ser el eterno campo de batalla. 

 

 

En el caso de Turquía hay que decir que hace apenas un siglo esta perdía definitivamente su prolongado dominio sobre los Balcanes. En los recientes años Turquía ha intentado perseguir una política independiente y ha tenido sus encontronazos tanto con Rusia como con la UE y EE.UU. Es cierto que hay una importante presencia de población musulmana en los Balcanes y que ésta puede ser utilizada a veces como mecanismo de presión por parte de Turquía al igual que sucede con el tema de los refugiados. En países como Bulgaria el partido de la minoría turca (DPS) es la tercera mayor fuerza y en Bosnia la población musulmana suele tener buenas actitudes hacia Turquía, no obstante, a día de hoy, los países balcánicos tienen mayores relaciones comerciales y políticas con la UE y por ende la OTAN, siendo Turquía parte de esta última, los sueños sobre revivir el ya desaparecido Imperio Otomano no parecen muy viables. La I3M serviría para recordar a Turquía eso último y frenar cualquier posible idea que pretenda incrementar su proyección de poder en los Balcanes. Es más, el recientemente inaugurado TurkStream, que lleva gas ruso a Turquía a través del Mar Negro y cuyas ramificaciones se extenderán hacia Bulgaria y Serbia, también podría verse desafiado por la alternativa energética que propone la I3M. 

Es notable también destacar una serie de cuestiones sobre algunos de los países de la I3M.

Los estados bálticos. Éstas tres repúblicas siempre han tenido una gran debilidad, la falta de profundidad estratégica y de aliados convencibles. Incluso dentro de su membresía en la OTAN no pueden depender del apoyo de grandes pero lejanas potencias como EE.UU para su protección. Lo mismo se podría decir de sus socios occidentales en la UE, para quienes los países bálticos pierden toda importancia dado su pequeño tamaño y su “prescindibilidad” en caso de crisis y fragmentación ideológica. La presencia de una minoría rusa y el trato que reciben por parte de las autoridades bálticas ha sido siempre foco de conflicto con Rusia. Por ello lo que más les conviene a los bálticos es tejer un entramado de alianzas económico-militares más profundo con los países de su entorno, con los que tienen mayor similitud e intereses. 

Polonia y Rumanía. Los países de mayor tamaño y masa poblacional miembros de la I3M. Son dos socios clave que guardan ciertas similitudes ya que para ambos la UE y la OTAN son elementos importantes en su desarrollo político y ambos tienen grandes agravios contra Rusia. Polonia tiene cierta proyección político-ideológica en países como Bielorrusia y Ucrania, sobre todo debido a la población católica allí presente, herencia histórica del dominio de la Mancomunidad Polaco-Lituana. Una proyección que choca contra los intereses e influencia de Rusia. Rumanía, por su parte, tiene interés en Moldavia y una eventual reunificación con la misma, algo que choca con los intereses de Rusia en la región de Transnistria (región secesionista de Moldavia), empleada como zona tapón.

Croacia. Estado de la antigua Yugoslavia cuya membresía en la I3M podría causar cierta incertidumbre en Serbia, sobre todo debido a que Serbia y Croacia todavía tienen cierta enemistad y desconfianza debido a las recientes heridas de la guerra. Siendo además Serbia una de las potencias militares de la región y aliada histórica y clave de Rusia en los Balcanes, la preocupación de la misma es comprensible al verse rodeada por la UE, la OTAN y ahora también la I3M. 

Grupo de Visegrado (Polonia, Hungría, Rep. Checa y Eslovaquia). Estos 4 estados, tal y como ya se ha explicado, podrían llegar a emplear la I3M como una plataforma para promocionar su visión y manera de entender la realidad en momentos de conflicto con la UE. Es bien sabido que tanto Hungría como Polonia han tenido problemas con las autoridades de la organización, no obstante, la dependencia mutua es de nuevo otro punto a considerar. La UE y más aún Alemania necesitan mantener a estos países en la UE con tal de no perder su proyección en el Este de Europa. El grupo de estados de Visegrado sigue necesitando a la UE por motivos económicos, así que a pesar de las múltiples discrepancias, una ruptura no les convendría. 

En último lugar hay que añadir que Rusia, Serbia y Turquía podrían, eventualmente, formar un bloque atípico contra la I3M, dirigiendo sus recursos hacia la región balcánica, la cual es una de las debilidades estratégicas de la I3M, ya que los Balcanes occidentales (Serbia, Bosnia, Montenegro, Macedonia del Norte y Albania) no son estados miembros de la I3M. Si bien las tres últimas han accedido a la OTAN y quizás podrían acceder a la UE, son estados bastante débiles. En el caso de Montenegro y Macedonia del Norte, estos dos estados están sujetos a considerables divisiones y conflictos identitarios. Una pérdida de recursos políticos en contra del eje Rusia-Serbia-Turquía (en caso de que actúen decididamente) representaría la sentencia de muerte para la I3M, que perdería gran parte de su importancia al no poder controlar los Balcanes. Dicho esto, no hay que descartar que si Turquía actúa en contra de los intereses de sus socios de la OTAN, eso le conllevaría mayores problemas de los que ya tiene, por ello, dentro del bloque descrito, es posible sustituir a Turquía por China. China busca que su nueva Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda lleguen a Europa y le reporten beneficios comerciales. Sus intereses podrían chocar con los de un proyecto como la I3M, apoyado por EE.UU. El gigante asiático lleva tiempo incrementando su presencia en países como Serbia. Invierte dinero en proyectos de infraestructura y tecnológicos, con la intención de ganar así un mayor impulso hacia el resto de los países de la UE. Es más, el proyecto 17+1 de cooperación económica es otra de las futuras bazas de China para aumentar sus relaciones con los países de la mitad este de Europa y reforzar la iniciativa de la Ruta de la Seda. Según WITS, China ya se ha convertido en el tercer mayor importador de productos a Serbia (Rusia es el 4º) y con toda seguridad están observando el desarrollo de la I3M y su posible ampliación en los Balcanes. 

Es evidente que la I3M es muy ambiciosa, pero sufre de diversas debilidades, siendo su alto coste la mayor de ellas. A su vez, es un proyecto que atrae el interés de varias potencias, para bien o para mal, convirtiéndola en objeto de codicia u enemistad. Si bien todavía se encuentra en una fase muy temprana y busca inversores, la incertidumbre sobre la situación económica a raíz de la ya mencionada pandemia no es precisamente buena señal para el desarrollo del proyecto y dificulta vislumbrar lo que está por venir. A pesar de todo esto, se presenta como una oportunidad para que los países de la zona obtengan la tan ansiada independencia estratégica y puedan cooperar entre sí para un beneficio mutuo, queda por ver si sabrán aprovecharla.

La entrada Iniciativa Tres Mares. Su significado y posibles consecuencias geopolíticas. se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
https://14milimetros.com/iniciativa-tres-mares-su-significado-y-posibles-consecuencias-geopoliticas/feed/ 0
Montenegro, el país que sucumbió a la cleptocracia y del que nadie habla https://14milimetros.com/montenegro-el-pais-que-sucumbio-a-la-cleptocracia-y-del-que-nadie-habla/ https://14milimetros.com/montenegro-el-pais-que-sucumbio-a-la-cleptocracia-y-del-que-nadie-habla/#respond Sun, 03 May 2020 15:39:59 +0000 https://14milimetros.com/?p=2302 El 2 de mayo, la policía de Hamburgo informaba del hallazgo de media tonelada de cocaína en el carguero montenegrino BUDVA. Este había llegado al puerto alemán esa misma mañana. La policía declaró que el cargamento de droga se encontró en el área de cargo y que todos los tripulantes (23) eran montenegrinos.   El […]

La entrada Montenegro, el país que sucumbió a la cleptocracia y del que nadie habla se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
El 2 de mayo, la policía de Hamburgo informaba del hallazgo de media tonelada de cocaína en el carguero montenegrino BUDVA. Este había llegado al puerto alemán esa misma mañana. La policía declaró que el cargamento de droga se encontró en el área de cargo y que todos los tripulantes (23) eran montenegrinos.


 

El carguero llegó a Hamburgo tras hacer escala en Santos (Brasil) y Casablanca (Marruecos). Según informó la policía, la interceptación se había producido gracias a una operación coordinada de varios países. Se ha sabido que el BUDVA es propiedad de Barska Plovidba, una empresa de propiedad estatal del país balcánico. 

Esta no es la primera vez que nacionales del país se ven envueltos en numerosos casos de tráfico de drogas. Hace apenas un año, 20 toneladas de droga fueron encontradas en un carguero que enarbolaba bandera de Guyana en el puerto de Filadelfia, EEUU. Arrestaron a dos montenegrinos y un nacional de Guyana. También el año pasado las autoridades de Montenegro encontraron 50 kilogramos de droga en un barco de entrenamiento de la marina del país. Este mismo año, en Aruba, el carguero ARESSA fue interceptado con 5 toneladas de droga, el barco tenía como destino Grecia y la tripulación estaba conformada, en su mayor parte, por montenegrinos. 

Las autoridades en Montenegro han sido rápidas en negar la relación entre el reciente caso del BUDVA y casos como el del carguero ARESSA. A pesar de esto, es innegable que  el presidente de Montenegro, Milo Dukanovic (que anteriormente ocupó el puesto de Primer Ministro) y su familia están salpicados por casos de corrupción y de crimen organizado y que casos con empresas estatales como la del BUDVA no hacen más que añadir todavía más al amplio historial delictivo del presidente y su entorno. Hay que recordar que Milo Dukanovic fue Primer Ministro del país desde 1991 a 1998 y desde entonces ha llegado a ocupar el puesto de PM o Presidente en otras 5 ocasiones. Esto le ha ayudado a tejer toda una red mafiosa leal a él dentro del país, controlando amplios espectros del país, medios y justicia incluidos. En el pasado, llegó a  estar investigado por las autoridades italianas por colaborar con la Sacra Corona Unita y la Camorra, su estatus diplomático le salvó. 

Tal y como informa Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP), el  Primer Banco de Montenegro, controlado por la familia de Dukanovic, estuvo en el centro de la polémica por haber sido la base de las operaciones del capo de la droga Darko Saric, arrestado en 2014. De hecho, el propio banco ofreció inusuales ventajas comerciales y colaboró en el lavado de dinero de Saric y sus asociados Radoljub Radulovic y Dragan Dudic. Según el fiscal general de Serbia para el crimen organizado, existe un gran anillo de tráfico de cocaína y lavado de dinero desde Latinoamérica a Europa, en dicho anillo están envueltos diversos mafiosos que tienen relación con el líder de Montenegro y su familia. La propia OCCRP llegó a nombrar en 2015 a Dukanovic como persona del año en crimen organizado y corrupción. Su historial delictivo es tan amplio que da para diversos trabajos de investigación. De hecho, las informaciones sobre las prácticas delictivas del gobierno montenegrino se han ido reduciendo conforme el país accedía a la OTAN y se convertía en un candidato para ingresar en la UE.

 

El presidente, Milo Dukanovic, ha podido tejer con el tiempo toda una red mafiosa leal a él dentro del país, controlando amplios espectros de Monenegro; medios y justicia incluidos.

 

Montenegro fue parte de Serbia hasta hace poco, y debido a la gran vinculación cultural y religiosa de ambos, muchas personas desean tener unas relaciones amistosas con dicho país. Por ello es bastante cuestionable que Montenegro haya accedido a la OTAN de la forma en la que lo hizo. Sectores de la población se manifestaron en contra del ingreso en la organización militar, motivando que las autoridades se negasen a realizar un referéndum sobre el ingreso ya que tenían miedo del resultado. Aparte de esto, Montenegro es un país candidato a ingresar en la UE a pesar de su amplio historial de crimen organizado desde los estamentos de poder, que no parece preocupar en absoluto a los responsables de la unión.

Recientemente, el parlamento de Montenegro aprobó de forma polémica (se arrestó a los diputados opositores) una ley que transfiere las propiedades de la iglesia ortodoxa serbia al estado montenegrino. Irónicamente, algunos sectores de la izquierda en España celebraron en redes sociales esta acción, pensando que se trataba de una acción laica, ignorando claramente su naturaleza ilegal. Las amplias protestas en contra que se llevaron a cabo, las detenciones y los posibles planes de las corruptas autoridades montenegrinas de crear su propia iglesia aumentando todavía más la separación cultural e histórica con Serbia no parecen ser motivo de crítica. Dukanovic declaró que los manifestantes eran unos “lunáticos”. El Servicio Europeo de Acción Exterior apoyó a Dukanovic y afirmó que las protestas en su contra eran parte de una campaña de desestabilización promovida por Serbia y Rusia. 

Claramente Montenegro tiene un gran interés estratégico para la UE y la OTAN; a quienes no parece importarles que sea un estado controlado por el crimen organizado que pisotea los derechos de sus ciudadanos. Esto se debe simplemente al hecho de que Dukanovic y su gobierno están dispuestos a servir a los intereses de estas organizaciones. De no ser pro-UE y pro-OTAN la postura del país balcánico, oiríamos hablar constantemente sobre Montenegro y habría amplias campañas de desprestigio contra su gobierno. Para desgracia de sus habitantes, Montenegro ha llegado a ser un pozo de crimen organizado y represión en un continente que se enorgullece de ser el foco de libertad para el resto del mundo. 

 

 


¿Quieres que podamos seguir compartiendo este tipo de contenidos? Puedes apoyarnos aquí

La entrada Montenegro, el país que sucumbió a la cleptocracia y del que nadie habla se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
https://14milimetros.com/montenegro-el-pais-que-sucumbio-a-la-cleptocracia-y-del-que-nadie-habla/feed/ 0
Las crisis del sistema penitenciario del Ecuador https://14milimetros.com/las-crisis-del-sistema-penitenciario-del-ecuador/ https://14milimetros.com/las-crisis-del-sistema-penitenciario-del-ecuador/#respond Sat, 02 May 2020 14:04:02 +0000 https://14milimetros.com/?p=2288 “El sistema de rehabilitación social tendrá como finalidad la rehabilitación integral de las personas sentenciadas penalmente para reinsertarlas en la sociedad, así como la protección de las personas privadas de libertad y la garantía de sus derechos” Constitución del Ecuador, Capítulo IV; Art 201 Antes de la llegada de la crisis del Covid-19 al Ecuador, […]

La entrada Las crisis del sistema penitenciario del Ecuador se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
“El sistema de rehabilitación social tendrá como finalidad la rehabilitación integral de las personas sentenciadas penalmente para reinsertarlas en la sociedad, así como la protección de las personas privadas de libertad y la garantía de sus derechos”

Constitución del Ecuador, Capítulo IV; Art 201


Antes de la llegada de la crisis del Covid-19 al Ecuador, su sistema penitenciario ya venía atravesando su crisis particular, todo ello a pesar de la inversión en legislaturas anteriores de hasta 200 millones de dólares para mejorar el equipamiento y las políticas de rehabilitación social de los penales, además de la construcción de nuevos centros de reclusión regionales como el de Cotopaxi, el de Guayas y el de Azuay.

Dicha crisis se materializó en una serie de amotinamientos e incidentes al interior de los penales de distintas provincias del país, lo que llevó al gobierno a declarar el estado de excepción carcelario el día 16 de mayo de 2019.

 

 

 

Las razones de la crisis del sistema penitenciario previas y durante la vigencia de esta declaratoria son las siguientes:

 

Hacinamiento y alimentación

En datos de hace solo un año recogidos por El Comercio se calculaba que la sobrepoblación reclusa era de entorno al 162%, experimentando un crecimiento respecto al año anterior, que ya de por si representaba el 157%; a su vez, el hacinamiento se calcula en torno al 40%. Con estos datos encima de la mesa, la Defensoría del Pueblo llegó a realizar cálculos que supondrían haber triplicado la población reclusa del país en apenas 10 años, pasando de 11.279 reclusos en 2009 a 39.558 en el año 2019. No cabe duda de que estos datos no implican solo una mala gestión del ejecutivo actual, sino también problemas estructurales que vienen de más atrás.

Uno de los factores que incide de manera decisiva en este incremento de población carcelaria es el uso excesivo del recurso de la prisión preventiva; algo que ha señalado en reiteradas ocasiones la Defensoría del Pueblo. En datos del año 2019 del Servicio de Rehabilitación social, esta circunstancia afectaría al 30% de los reos, lo que supone alrededor de 11. 767 personas internas sin una sentencia judicial.

Todas estas circunstancias fueron reconocidas por el propio exministro de justicia Ernesto Pazmiño, algo que puede llevar a considerar medidas adoptadas en el pasado como fueron la campaña gubernamental del 2009 “Cero presos sin sentencia” y el indulto a las llamadas “mulas”; utilizadas por las organizaciones del narcotráfico. Estas medidas que descongestionaron de forma notoria los penales ecuatorianos en el corto plazo, pero en el medio y largo no fueron efectivas para revertir la tendencia de aumento gradual constante de la población reclusa.

Por otro lado, la alimentación recibida por los presos no es la más adecuada tanto en cantidad como en cumplimiento de las normas de higiene básicas. Esta cuestión llevó a las autoridades a investigar a la empresa concesionaria (Laffatoria S.A.) en el año 2018, porque está ligada a un incremento de enfermedades de tipo gastrointestinal y a puntuales intoxicaciones masivas en los penales; como la sucedida en mayo de 2019 en el penal de Ibarra, que afectó a 204 presos (27% de la población carcelaria)

 

Crimen organizado y violencia

Los años 2018 y 2019 mostraron unos índices de violencia en el interior de las prisiones más que preocupantes, lo que llevó a decretar el estado de excepción carcelario previamente mencionado. El detonante fueron nada más y nada menos que los 31 fallecimientos que se dieron hasta mayo del 2019, de los cuales 24 fueron asesinatos (solo entre enero y mayo de ese mismo año hubo 19 asesinados).

Informaciones ofrecidas por Ecuavisa en febrero de 2019 señalaban la existencia de al menos 26 bandas criminales que operan dentro de las prisiones, disputándose el control del negocio del tráfico de drogas, la extorsión y el sicariato, tanto en el interior como en el exterior. En los últimos años se ha descubierto una tendencia a crear macroalianzas para la conformación de “megabandas” con capacidad de acaparar cada vez más cotas de poder. Dos de las bandas que más titulares han acaparado en los últimos años son la de “Los Choneros” y la de “Los Cubanos”, las cuales mantienen una guerra a muerte desde el año 2009.

Uno de los problemas más preocupantes para las autoridades es la presencia de armas de todo tipo dentro de las prisiones; algo que ya el exministro de justicia antes mencionado reconoció, declarando que había conocimiento de la presencia de fusiles y un número indefinido de armas escondidas al interior de las prisiones.

 

Corrupción y situación del personal penitenciario

La escasez de agentes penitenciarios es el primero de los problemas en los penales, pues las cárceles ecuatorianas se encuentran muy lejos de cumplir con el estándar internacional que dicta la necesidad de tener 1 funcionario por cada 10 presos. En el caso ecuatoriano es una proporción de 1 funcionario por cada 30 internos, lo cual refleja la necesidad de ampliar el cuerpo con al menos 10.000 agentes más.

Además, los medios con los que cuentan los ya de por sí escasos agentes, son bastante precarios, con ausencia de herramientas como toletes (defensa o porras en España), gas pimienta, chalecos, uniformes y vehículos y armas de fuego para los traslados. Además, la formación de los funcionarios es una de las tareas pendientes  del sistema penitenciario, mostrando una nula especialización en la formación de agentes debido al abandono absoluto en el año 2017 de la única escuela de formación de guías penitenciarios inaugurada tan solo dos años antes.

Esta situación, sumada al alto índice de corrupción de los penales, llevó al gobierno a asignarle al ejército ecuatoriano tareas de vigilancia dentro del contexto de excepcionalidad, con el objetivo de facilitar la lucha por retomar el control.

Una de las razones que incentiva la posibilidad de corromperse es la cantidad económica percibida por los funcionarios en su salario, cuestión que no es baladí si tenemos en cuenta la rabaja salarial que sufrieron los agentes a partir de agosto de 2019 con la eliminación del pago de horas extras. La no tenencia en cuenta de los años de experiencia (se prioriza la formación académica) y la re-categorización laboral de los agentes debido a la homologación que se realizó tras cambiar la entidad de seguridad pública de la que eran empleados. La Asociación de guías penitenciarios mayoritaria en el sector no tardó en amenazar con declararse en resistencia ante esta situación.

 

Apunte final con respecto a la crisis del Covid-19

Dentro del contexto de la crisis del Covid-19, el sistema penitenciario es uno de los eslabones más débiles, pues inclusive en la llamada Cárcel 4 de Quito (Centro de retención de expolicías y políticos) que cuenta con un número muy reducido de detenidos, ya constan 4 casos de contagio según fuentes extraoficiales. Esto puede dar una idea sobre la situación del resto de penales que cuentan con una situación bastante más compleja, como pudieran ser el penal de Cotopaxi, la penitenciaría del Litoral, la cárcel del Turi en Azuay etc. Por el momento ya se han registrado distintos amotinamientos de presos a lo largo de la geografía ecuatoriana, y parece inminente un estallido que colapse de forma definitiva el sistema penitenciario del país.

 

 


¿Quieres que podamos seguir compartiendo este tipo de contenidos? Puedes apoyarnos aquí

La entrada Las crisis del sistema penitenciario del Ecuador se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
https://14milimetros.com/las-crisis-del-sistema-penitenciario-del-ecuador/feed/ 0
Zelenski, un año de cambio e incertidumbre en Ucrania https://14milimetros.com/zelenski-un-ano-de-cambio-e-incertidumbre-en-ucrania/ https://14milimetros.com/zelenski-un-ano-de-cambio-e-incertidumbre-en-ucrania/#respond Fri, 01 May 2020 18:03:45 +0000 https://14milimetros.com/?p=2269 Volodimir Zelenski causó sorpresa en Ucrania cuando anunció que se postularía a las elecciones, era  un conocido cómico que pretendía ocupar un puesto de máxima responsabilidad, muchos pensaron que no pasaría de ser un hecho anecdótico de las elecciones. No obstante, en los primeros meses de 2019 comenzó a ganar notoriedad, era un candidato que […]

La entrada Zelenski, un año de cambio e incertidumbre en Ucrania se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
Volodimir Zelenski causó sorpresa en Ucrania cuando anunció que se postularía a las elecciones, era  un conocido cómico que pretendía ocupar un puesto de máxima responsabilidad, muchos pensaron que no pasaría de ser un hecho anecdótico de las elecciones. No obstante, en los primeros meses de 2019 comenzó a ganar notoriedad, era un candidato que no procedía del estamento oligárquico y pretendía romper con el dominio total que estos llevan ejerciendo en el país desde su independencia en 1991. Zelenski ganó las elecciones presidenciales en segunda vuelta, imponiéndose al presidente saliente Petro Poroshenko con el 73% de los votos. Zelenski se dedicaba a parodiar al antiguo presidente, pero este mes cuando cumple un año en el gobierno, ¿cuál es el balance que deja su primer año al mando del país?


 

Aunque Zelenski proceda del mundo televisivo, se le ha relacionado con el oligarca Igor Kolomoysky, dueño del conglomerado empresarial 1+1 Media Group, donde se emitía el programa cómico “Sirviente del Pueblo” que sirvió para catapultar al estrellato al actual presidente y del cual toma el nombre su partido. La influencia de dicho oligarca ha originado siempre toda una serie de rumores sobre si es de verdad Zelenski quien lleva las riendas del país y sus dificultades para librarse de la sombra de Kolomoysky.  

A pesar de las pretendidas reformas y del lavado de cara, Zelenski se ha encontrado con una muy fuerte oposición. El primero de estos es el estamento oligárquico, que no quiere perder su control sobre el destino del país. Otro grupo son los sectores de las Fuerzas Armadas y de seguridad, además de paramilitares y veteranos extremistas, apoyados por toda una amalgama de grupos de extrema derecha ucranianos ya existentes o surgidos después del Euromaidán en 2014. Partes de la intelligentsia ucraniana no ven con buenos ojos los mensajes de unidad de Zelenski y quieren unas políticas prooccidentales más marcadas. Sumado a esto, la irregularidad y la inexperiencia en el gobierno han ocasionado entradas y salidas de diversos ministros y responsables políticos, lo cual ha erosionado la confianza de la población.

Zelenski ha descubierto que la situación real de la política en Ucrania no tiene nada que ver con la comedia. Desde el principio, los distintos poderes que mueven los hilos en el país han tratado de desbaratar o ejercer presión sobre alguien que claramente no tiene experiencia en política. Numerosas propuestas, reformas y nombramientos fueron bloqueadas por la Rada Suprema (parlamento), por ello, en mayo de 2019, Zelenski afirmó que la Rada no contaba con la confianza del pueblo y la disolvió por decreto. Tras las elecciones parlamentarias, su partido obtuvo el 43% de los votos y 254 escaños de un total de 450, asegurándose así una mayoría con la que poder maniobrar.

 

 

Con la clara intención de cubrirse las espaldas, Zelenski designó como jefe del Servicio de Seguridad Ucraniano (SBU) a Ivan Bakanov, un amigo de la infancia que prometió reformar profundamente dicha institución. El nombramiento de Bakanov causó polémica al saltarse ciertos procedimientos de designación y filtrado de datos personales sobre su persona, algo que se consideró “secreto de estado” debido al cargo que ocupa.

Según datos del propio SBU, se han descubierto decenas de casos de corrupción y despilfarro de fondos estatales dentro de las fuerzas armadas y de seguridad. Cerca de 50 funcionarios han sido juzgados y las operaciones de inteligencia y seguridad nacional se han mejorado e incrementado. Una nueva ley sobre el SBU y su funcionamiento sigue pendiente de aprobación. 

Numerosos líderes provinciales fueron sustituidos por nuevas caras y se trató de rejuvenecer a los ministerios en el intento por dar una imagen progresista y reformista. Muchas de estas caras nuevas no tenían ninguna relación con los oligarcas y por ello eran menos susceptibles a ser corrompidos o manipulados por estos. 

 

 

Pese a las reformas en el gobierno, el importante Ministerio de Interior sigue siendo ocupado por Arsen Avakov, quien retomó su puesto en agosto de 2019. Avakov ha sido criticado por ser el representante del sector de extrema derecha dentro del actual gobierno ucraniano. Su cercanía y relaciones con batallones como Azov, y la agrupación Pravy Sektor (sector derecho) le han llevado a designar a miembros de organizaciones extremistas, cuyas posiciones son prácticamente de terrorismo ultraderechista, en puestos de responsabilidad política dentro del ministerio. También se le acusa de introducir y mantener a individuos de dudosa moral en la policía. Un ejemplo de esto es el nombramiento de Vadym Troyan (antiguo Coronel en el Batallón neonazi Azov) como Jefe Nacional de Policía. 

Mantener a Avakov en el ministerio muy probablemente se deba a la necesidad de calmar los ánimos de los grupos más reaccionarios en Ucrania, aunque en ocasiones pueda ser contraproductivo para el propio gobierno. Estos grupos, van desde los batallones neonazis como Azov u organizaciones como C14, que cuentan con apoyos y simpatizantes en todo el espectro político derechista ucraniano así como dentro de sectores del ejército y veteranos de guerra. Estos grupos suelen tildar al gobierno de “traidor” por participar en las negociaciones que buscan resolver diplomáticamente el conflicto en el este del país.

La resolución de este conflicto fue una de las mayores promesas de Zelenski. Hay que decir que tanto el presidente como su gobierno han tenido serias dificultades al tratar de aplacar la ira de los sectores críticos con el protocolo de Minsk y con las negociaciones en el Cuarteto de Normandía (integrado por Ucrania, Rusia, Alemania y Francia), formatos que buscan encontrar una resolución al conflicto. Estos sectores, como ya se ha dicho, no aceptan ninguna otra vía que no sea la militar. Durante el último encuentro del Cuarteto en París se llegó a tímidos acuerdos sobre alto el fuego, que han sido rotos por las dos partes, e intercambios de prisioneros, los cuales han sido generalmente exitosos. Cuestiones como la retirada de la línea del frente, la celebración de elecciones en Donetsk y Lugansk y el estatus de dichos territorios dentro de Ucrania siguen siendo cuestiones pendientes a tratar si se quiere resolver el conflicto. 

Para avanzar más en la vía diplomática del conflicto, Zelenski nombró a Andriy Yermak como Jefe de la Oficina del Presidente, sustituyendo a Andriy Bohdan (supuestamente cercano a Kolomoysky). Yermak tiene posiciones más dialogantes con Rusia y lo más probable es que el cambio se deba a un intento de Zelenski de encontrar nuevos cauces de negociación con dicho país, el cual también hizo ciertos cambios en cuanto a sus responsables respecto a la política exterior con Ucrania.

Como ya se ha dicho, Zelenski se ha caracterizado por querer transmitir un discurso de unidad a la población. Su felicitación navideña, retransmitida por la televisión ucraniana, fue un éxito en redes sociales debido a su alta calidad comunicativa. Si bien gran parte de lo que Zelenski dijo no sorprende en absoluto a cualquiera familiarizado con las teorías de comunicación política o con las triquiñuelas emotivas tan típicas de los líderes, este mensaje caló hondo en los corazones ucranianos e incluso fue alabado por miembros de la sociedad civil y el mundo de la cultura en Rusia. Zelenski llamó a ser una sola nación, dejar las diferencias a un lado, independientemente de las adscripciones ideológicas o las preferencias por Occidente o Rusia y a pugnar por una Ucrania mejor. Este tipo de mensajes, si bien consiguen adeptos entre la gente de a pie, causan rechazo en aquellas personas que quieren políticas más claras de acercamiento con Occidente y de distanciamiento con Rusia.

 

 

En el plano económico, el Gobierno de Ucrania y el Servicio Estatal de Estadística afirman que el crecimiento durante el último trimestre de 2019 ha sido del 4,2% y arroja datos sobre incrementos en el poder adquisitivo, el consumo y la inversión. A pesar de esto hay que tener en cuenta la debacle económica vivida a partir del 2014, si bien las cifras que aporta el gobierno se pueden considerar positivas, simplemente se está recuperando lo perdido durante los últimos años. Un ejemplo de esto es que el poder adquisitivo en Ucrania todavía es bastante menor al de vecinos como polacos, rusos y bielorrusos. 

El esperado crecimiento que se preveía para este año no es el prometido, que auguraba un 7%. No obstante, se vislumbraba un 3,5% de crecimiento, una cifra moderada que se ha visto dilapidada por la pandemia del Covid-19. Los pequeños avances económicos logrados por el gobierno de Zelenski se verán seguramente afectados por la situación que atraviesa el mundo. Ahora, el Banco Nacional de Ucrania prevé una caída del 5% en la economía y un posterior repunte. Se prevé una subida de la inflación al 7% y el aumento del desempleo al 9,4%, cifras que podrán ser peores dependiendo de lo que dure la pandemia.  

Un punto candente los últimos meses ha sido el de las reformas agrarias y la legalización de la venta de tierras de cultivo. El “chernoziom” o tierra negra es un tipo de tierra de cultivo de limitada existencia en el mundo y extremadamente fértil. Las reformas llevaban siendo exigidas desde hace tiempo por organismos como el Banco Mundial o el FMI a cambio de unos muy necesitados préstamos mil millonarios. La falta de avances en la materia motivó la destitución del Primer Ministro Oleksiy Honcharuk en marzo, siendo sustituido por Denys Shymal. La reforma que legaliza la venta de tierras de cultivo se aprobó, pero con fuertes críticas de la oposición y del sector agrícola. A día de hoy se sigue buscando aprobar una reforma bancaria que evite que los oligarcas que se enriquecieron de forma ilícita reclamen compensación después de haber sido despojados de aquellos de sus activos que fueron nacionalizados. 

El despido de figuras clave, como el ya mencionado Primer Ministro, durante los últimos meses ha causado incertidumbre y pérdida de confianza en el gobierno no solo dentro del país, sino fuera. La ministra de finanzas Oksana Markarova fue cesada para ser sustituida por Igor Umansky, quien a su vez fue cesado sin motivo aparente después de varias semanas en el puesto y sustituido por Serguei Marchenko. Uno de los ceses más sonados (a través de una moción de censura) ha sido el del Fiscal General Ruslan Ryaboshapka, quien tenía en su mira a diversos oligarcas, Kolomoysky incluido, debido a diversos fraudes millonarios. Ryaboshapka también perseguía ambiciosos planes de reforma y depuración de responsabilidades dentro del sistema judicial del país. 

Zelenski prometía cambios sustanciales y grandes lavados de cara, pero muchos de estos se están viendo frenados o revertidos ya sea por la intromisión de los diversos poderes que pugnan en el país, la inexperiencia de los jóvenes políticos y la propia inexperiencia del presidente ucraniano. 

Las recientes encuestas llevadas a cabo revelan el claro desgaste del gobierno y del presidente. De acuerdo con el Centro Razumkov, el porcentaje de votantes que consideran que el país se encamina hacia la dirección correcta ha descendido del 57% (septiembre 2019) al 25% (febrero 2020). A su vez, el porcentaje de votantes que considera que Ucrania se encuentra en la dirección equivocada ha aumentado del 17% al 53%. 

Zelenski llegó al poder con el 73% de los votos y a finales de 2019 un 67% de los ucranianos confiaban en él. Con la llegada del 2020 las cifras comenzaron a bajar. En febrero, la confianza en Zelenski cayó por primera vez por debajo del 50% y se situó en el 49,4%. La confianza en su gobierno descendió hasta el 23,4% y la de su partido hasta el 38,9%. Las altas cifras de las que gozó a lo largo del 2019 se han disipado, si bien todavía son buenas para los estándares a los que estamos acostumbrados en Occidente.

Según una encuesta de SOCIS en marzo, las mayores preocupaciones de los ucranianos son (de mayor a menor): la guerra en el este del país, los bajos salarios y pensiones, los altos precios de los servicios públicos, la falta de atención médica de calidad, el desempleo y la corrupción. Un 40,4% de los ucranianos volvería a votar a Zelenski y un 31,5% volvería a votar a su partido, no obstante estos resultados no impedirían una  victoria, el candidato de la oposición más votado serían Poroshenko, con un 11,8% y Yuri Boyko con el 8,8%. 

Está claro que la luna de miel de Zelenski con la popularidad se ha acabado, ahora es un político que debe afrontar decisiones clave y cualquier paso en falso puede desembocar en importantes problemas y daños en su imagen. Su presidencia se enfrenta a múltiples intrigas y sabotajes y a una pandemia que desde luego no estaba entre sus planes. Si Zelenski consigue encauzar de nuevo la presidencia hacia el camino correcto y sabe sortear bien los obstáculos que le ponen sus rivales, reformando todavía más los sectores clave del país, podría pasar a la historia como el presidente más exitoso de la Ucrania independiente.

 

 

 


¿Quieres que podamos seguir compartiendo este tipo de contenidos? Puedes apoyarnos aquí

La entrada Zelenski, un año de cambio e incertidumbre en Ucrania se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
https://14milimetros.com/zelenski-un-ano-de-cambio-e-incertidumbre-en-ucrania/feed/ 0
Ishtabraq, la matanza olvidada https://14milimetros.com/ishtabraq-la-matanza-olvidada/ https://14milimetros.com/ishtabraq-la-matanza-olvidada/#comments Wed, 29 Apr 2020 13:42:47 +0000 https://14milimetros.com/?p=2222 OPINIÓN | Recuerdo en 2015 cuando los periodistas desde España se permitían celebrar las victorias de Jaysh al-Fatah; una sala de operaciones que juntaba a rebeldes de todo pelaje y los yihadistas de línea más dura, entre los que destacaban Ahrar al-Sham (hoy apoyando la ocupación turca del norte de Siria) y Jabhat al-Nusra (al-Qaeda).  Recuerdo […]

La entrada Ishtabraq, la matanza olvidada se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
OPINIÓN | Recuerdo en 2015 cuando los periodistas desde España se permitían celebrar las victorias de Jaysh al-Fatah; una sala de operaciones que juntaba a rebeldes de todo pelaje y los yihadistas de línea más dura, entre los que destacaban Ahrar al-Sham (hoy apoyando la ocupación turca del norte de Siria) y Jabhat al-Nusra (al-Qaeda). 

Recuerdo en 2015 cuando los periodistas más mediocres todavía analizaban la guerra en términos de “buenos” y “malos”, posicionándose con integristas que querían instaurar la sharía en su interpretación más radical, en un país multiétnico y multicultural como lo es Siria. 

Recuerdo en 2015 los desplazamientos forzosos de sirios según avanzaba la horda de Jaish al-Fatah bajo la bandera de la shahadda (declaración de fe). Recuerdo cómo desde España había quienes jaleaban a los que avanzaban al grito de Allahu Akbar. Recuerdo cómo, los activistas pseudohumanitarios, se hicieron los sordos con la masacre de Ishtabraq hace -esta semana- cinco años. 

Llegaron un sábado 25 de abril de 2015, pero no se supo lo que pasó hasta días después, cuando el gobierno sirio describió en una carta para el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas lo que era una flagrante colaboración entre Turquía y grupos terroristas para conquistar la ciudad de Idlib, Jisr al-Shughur e Ishtabraq.

Los organismos que dicen ser humanitarios jamás hablaron de los hechos sucedidos en Ishtabraq. Organismos de propaganda blanda como Aministía Internacional jamás denunciaron la masacre Ishtabraq. Los medios, activistas y periodistas (pseudo)humanitarios jamás tuvieron el más mínimo interés por una de las mayores matanzas sectarias de nuestra época. En Ishtabraq los terroristas (rebeldes moderados, revolucionarios o último bastión de la democracia en Idlib para los más miserables) secuestraron y asesinaron a 200 sirios, muchos de ellos civiles, únicamente por ser alawitas. De los pocos supervivientes que hubo, todavía 17 están secuestrados en centros de detención de los rebeldes. 

Cinco años después, todavía se silencia la masacre de Ishtabraq, la localidad alawita de Idlib a la que los batallones yihadistas entraron a sangre y fuego, secuestrando y ejecutando a civiles locales y soldados que habían huido de Jisr al-Shughour (cabe recordar que Jisr al-Shughour fue escenario de la primera matanza rebelde documentada en la guerra de Siria, cuando en 2011 unos 120 miembros de las fuerzas de seguridad sirias fueron asesinados por los opositores). Una matanza que, aunque documentada y grabada incluso por los propios terroristas, ha quedado en el olvido fuera de Siria.

Maya Ghazwan Atona (13), Iyab Taleb Hrou (22), Maram Ali Khedira (30), Hossam Ahmed al-Masri (44) o Nafilah al-Hayek (65) son algunos nombres de los mártires. Que la masacre no se olvide. Que la masacre no se perdone. Que cada centímetro que avanzan las botas del Ejército Árabe Sirio, sea la venganza de las víctimas de Ishtabraq. 

La entrada Ishtabraq, la matanza olvidada se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
https://14milimetros.com/ishtabraq-la-matanza-olvidada/feed/ 1
Líbano hacia el abismo https://14milimetros.com/libano-hacia-el-abismo/ https://14milimetros.com/libano-hacia-el-abismo/#respond Tue, 28 Apr 2020 11:10:20 +0000 http://14milimetros.com/?p=2161 Según el Ministro de Asuntos Sociales Bashir Ismat, el 40% de los libaneses vive bajo el umbral de la pobreza, y con la bancarrota amenazando a los bancos, la cifra podría dispararse hasta el 50 o 70%. Productos básicos como la harina y la gasolina empiezan a escasear, y los cortes de luz ya duran […]

La entrada Líbano hacia el abismo se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
Según el Ministro de Asuntos Sociales Bashir Ismat, el 40% de los libaneses vive bajo el umbral de la pobreza, y con la bancarrota amenazando a los bancos, la cifra podría dispararse hasta el 50 o 70%. Productos básicos como la harina y la gasolina empiezan a escasear, y los cortes de luz ya duran más tiempo que las horas con electricidad.

En este contexto y aunque el coronavirus parecía haber parado el mundo, las protestas han vuelto a un país en el que el 20% de la población vive con menos de 4 dólares al día. La inflación se dispara a un ritmo astrológico, y la Libra Libanesa, que desde la guerra estaba estancada en 1 dólar las 1.500LL, se ha devaluado en cuestión de meses hasta 4.300LL el dólar.

Trípoli, una de las ciudades más pobres del Líbano, ha visto un resurgir de las protestas con más virulencia que nunca, y los enfrentamientos de anoche (en pleno confinamiento por el COVID-19) han dejado un mártir en la ciudad.

El estado parece querer declarar la guerra al Banco Central de Líbano que ha estado facilitando a determinadas personas sacar dinero hacia suiza, pero según el entorno de Amal (partido en el poder cuyo líder Nayib Berri es portavoz del parlamento), EEUU amenaza con sanciones si se toman medidas contra Riad Salamé.

 

 

Las protestas, como desde el principio, no son algo monolítico. Por un lado hay manifestantes que buscan derrocar todo el sistema corrupto y sectario, por otro manifestantes contra el Banco Central que cuentan con el apoyo del gobierno y por otro manifestantes con una clara tendencia política y sectaria que cuentan con el apoyo de las fuerzas anti-gubernamentales (Partido Socialista Progresista, Fuerzas Libanesas, Falange y Movimiento Futuro). Y el punto de más tensión, donde la olla puede explotar, es Trípoli; una ciudad muy conservadora, muy empobrecida, y en la que hay un gran número de salafistas que en más de una ocasión han atacado a la minoría alawita.

Estos días sin embargo, la mayor violencia la estamos viendo contra los bancos, que han dejado de ser útiles para la población cumpliendo con su función de gestores.

La cara oculta del desastre

Líbano, un país pequeño de menos de 7 millones de habitantes, cuenta con un millón y medio de refugiados sirios, medio millón de refugiados palestinos y 250.000 mujeres extranjeras viviendo en situación de esclavitud por el sistema Kafala.

La entrada Líbano hacia el abismo se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
https://14milimetros.com/libano-hacia-el-abismo/feed/ 0
14 libros que deberías leer https://14milimetros.com/14-libros-que-deberias-leer/ https://14milimetros.com/14-libros-que-deberias-leer/#respond Thu, 23 Apr 2020 21:11:16 +0000 http://14milimetros.com/?p=2113 A través del Islam – Ibn Battuta  A través del Islam es una obra fundamental de la literatura de viajes, así como un clásico de las letras árabes. Es un relato en primera persona de las aventuras y desventuras, placeres y sinsabores, del tangerino Ibn en su dilatadísimo viaje desde Marruecos hasta China en pleno […]

La entrada 14 libros que deberías leer se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
A través del Islam – Ibn Battuta 

A través del Islam es una obra fundamental de la literatura de viajes, así como un clásico de las letras árabes. Es un relato en primera persona de las aventuras y desventuras, placeres y sinsabores, del tangerino Ibn en su dilatadísimo viaje desde Marruecos hasta China en pleno siglo xiv. Al regresar a su Marruecos natal, tras un periplo de veintitrés años, Ibn compiló sus recuerdos de los países islámicos visitados con la ayuda de un granadino, para satisfacer el encargo del sultán merení de Fez. Con la finalidad de proporcionar al sultán informaciones difíciles de adquirir en la época, Ibn recoge datos históricos, geográficos, folclóricos y etnográficos, al mismo tiempo que narra costumbres, sucesos extraordinarios y acontecimientos heroicos, afirmando por encima de todo la omnipresencia del Islam como forma de vida y de comprensión del mundo. En la obra, que ofrece una visión de los países de Oriente coincidente en numerosos datos y apreciaciones con las narraciones de los viajes del italiano Marco Polo o del español Ruy González de Clavijo, hay también referencias a los conflictos internos del Islam y a sus diferentes sectas, así como descripciones pormenorizadas de los ritos musulmanes. Esta nueva edición de A través del Islam ha sido corregida y revisada por Federico Arbós. Además de la traducción, introducción y notas de Serafín Fanjul y Federico Arbós, el libro incluye índices toponímicos, onomásticos y terminológicos que facilitan la lectura y consulta de este relato excepcional del mayor viajero de toda la Edad Media.

 

 

 

Geopolítica de los islamismos – Anne-Clémentine Larroque

¿Qué significa el término ‘islamista’? Se usa para designar a los salafistas pietistas y a los Hermanos musulmanes, a los uigures independentistas de China y a los miembros del Estado islámico (EI), pasando por los islamistas indonesios o los de Francia, Inglaterra o Chechenia… Se trata de un término complejo, pero esencial. Más aún cuando, tras las revoluciones árabes surgidas desde finales de 2011, el planeta entero contempla los movimientos islamistas como las nuevas líneas de fuerza emergentes en el mundo musulmán. Su activismo político se remonta a la década de 1970, mucho antes de la llamada Primavera árabe, con motivo de la revolución iraní y la guerra entre soviéticos y afganos. De hecho, la onda de choque islamista, relacionada por los medios de comunicación con el terrorismo yihadista, es tan comentada como desconocida

 

 

 

Siria en perspectiva – Pablo Sapag

Este libro ofrece una perspectiva de la crisis siria, sus causas internas y la decisiva intervención en el país de potencias regionales y globales junto con un recorrido por su dimensión histórica, militar y propagandística, todo ello subrayando un factor clave: la pluralidad de religiones que históricamente interactúan institucional y socialmente en Siria amparadas por un Estado aconfesional desafiado periódicamente por una minoría que lo quiere confesionalizar. Se trata de una realidad no siempre reconocida ni bien interpretada desde el exterior. Más allá de la bibliografía, la investigación se apoya en el trabajo de campo desarrollado en Siria y otros países, así como en entrevistas a distintos actores, entre ellos, el presidente Bashar al-Ásad.

 

 

 

Orientalismo – Edward W. Said

En Orientalismo, Edward W. Said nos ofrece una descripción esclarecedora de la formación y desarrollo de los tópicos sobre el islam y los musulmanes, que muchas veces impiden o sesgan nuestra visión. Se nos muestra cómo estos «clichés ideológicos» obedecen a los intereses y estrategias del poder dominante y señala la dificultad para el mundo occidental de pensar sobre Oriente si antes no se logra romper esos prejuicios que distorsionan nuestra lectura. Asimismo nos muestra cómo la relación entre Oriente y Occidente es una relación de poder, construida sobre la subordinación de la idea de Oriente al fuerte imaginario occidental asentado en la superioridad centralista de un «nosotros» enfrentado a un «ellos», lo no europeo, vivido como «lo extraño».

 

 

 

Hezbollah, mobilisation and power – Aurélie Daher

Casi a treinta años de su fundación, Hezbollah sigue siendo una organización difícil de entender. Un grupo islamista terrorista dedicado a destruir Israel o el primer movimiento nacional árabe de Resistencia que derrota a los soldados de Tel Aviv, un movimiento patriótico y respetable o una red fascista que controla la vida política de Líbano a todos los niveles… ¿Qué es exactamente Hezbollah? ¿Cómo ha logrado obtener un rol tan importante en Oriente Medio y la política libanesa?

Este libro tres objetivos: articular la definición de Hezbollah a lo largo de la historia del partido, explicar la evolución del partido e ilustrar su relación con la comunidad chií y la sociedad libanesa.

 

 

 

Periodismo, riesgos y peligros

Los testimonios de los corresponsales de Prensa Latina con motivo de su 55 aniversario. El Cono Sur, Caribe, África, Asia, Oriente Medio, Cuba y Rusia.

 

 

 

Milestones – Sayyid Qutb

Conoce las bases ideológicas de los Hermanos Musulmanes a través de uno de los textos más importantes del clérigo islamista Sayyid Qutb. La obra de Sayyid Qutb está presente en grupos terroristas como ISIS y al-Qaeda, inspirando a líderes como Osama bin Laden o Ayman Zawahiri.

 

 

 

El génesis de las naciones – Antún Saade

El Partido Social Nacionalista Sirio es el más antiguo de Líbano y el segundo más influyente de Siria. Escrito en prisión, el primer manuscrito de Saade asienta las bases del socialismo nacional.

 

 

 

Fi Sabil al-Baath / Un camino a la resurrección – Michel Aflaq

Obra imprescindible para entender el panarabismo. Escrito por Michel Aflaq, uno de los fundadores del Baazismo, describe en profundidad la ideología del Movimiento Árabe Baaz que con el tiempo iría adaptándose a los diferentes contextos creando distintas ramas que llegarían a estar enfrentadas entre sí.

 

 

 

Zabiba y el rey – Saddam Hussein

De esta novela filosófica, que ha sido llevada con gran éxito al teatro en Bagdad, dicen los iraquíes que su autor es Saddam Hussein. Mientras se resuelve este enigma literario y político, he aquí su texto íntegro, que está incurso en la tradición árabe del pensamiento narrativo –del saber narrativo, que han dicho ahora los teóricos de la posmodernidad–, una de cuyas obras maestras fue en Al Andalus El filósofo autodidacto de Abucháfar Abentofáil (siglo XII). De Zabiba y el Rey se podría decir que es algo así como la noche 1002 de Scherezade. Una noche en la que el pueblo –simbolizado por Zabiba– debate con el Rey sobre todas las cuestiones de la vida, de la política, de la justicia, de la libertad y de la muerte.

 

 

 

Después del Imperio – Emmanuel Todd

No habrá un imperio norteamericano. El mundo es demasiado vasto, demasiado diverso, demasiado dinámico para aceptar la dominación de una sola potencia. El examen de las fuerzas demográficas y culturales, industriales y monetarias, ideológicas y militares que están transformando el planeta no confirman la percepción, hoy banal, de unos Estados Unidos invulnerables. Emmanuel Todd nos propone en estas páginas una descripción realista de una gran nación cuya potencia ha sido indiscutible, pero cuyo declive relativo parece irreversible. Los Estados Unidos, antaño indispensables para el equilibrio mundial, ya no pueden mantener su nivel de vida sin los subsidios del mundo. Los Estados Unidos intentan enmascarar su retroceso mediante una actividad militar teatral dirigida contra países insignificantes. La lucha contra el terrorismo, Irak y el «eje del mal» no son más que pretextos. Al carecer de las fuerzas necesarias para controlar a los principales actores económicos y estratégicos que son Europa y Rusia, y China y Japón, los Estados Unidos perderán esta última partida por el dominio del mundo y se convertirán en una potencia más.

 

 

 

La Fábrica de las Fronteras – Francisco Veiga

Las Guerras de Secesión yugoslavas de 1991-2001, tuvieron un papel histórico similar al de las Guerras Balcánicas de 1912-1913: anticiparon acontecimientos decisivos que pocos pudieron entrever durante su desarrollo. En plena euforia tras la victoria en la Guerra Fría y a lo largo de una década, las grandes potencias occidentales ensayaron allí estrategias y procedimientos que serían aplicados una y otra vez, llegando incluso a manifestarse en los conflictos de la Primavera Árabe, en 2011. Y también durante las Guerras de Secesión yugoslavas la Unión Europea inició una andadura punteada por peligrosas tensiones internas.

 

 

 

Blowback – Chalmers Johnson

«Blowback» es una palabra inventada por la CIA en la década de 1950 que puede traducirse aproximadamente por «contragolpe», «represalia», «reacción» o «efecto bumerán»: se trata de las consecuencias no deseadas, sufridas por los propios ciudadanos norteamericanos, de la política exterior imperial y agresiva de su país, tanto en guerras abiertas como en operaciones clandestinas llevadas a cabo por la CIA u otras agencias o «fuerzas especiales». La primera edición de este libro fue publicada varios meses antes del 11 de septiembre y resultó trágicamente profética. Chalmers Johnson ha añadido una extensa y lúcida introducción a la nueva edición de 2004, que publicamos aquí, donde el autor pone al día su obra. «Hablar de blowback -escribe Chalmers Johnson-es otra manera de decir que una nación cosecha lo que siembra».

 

 

 

Naciones y Nacionalismos desde 1780 – Hobsbawm

El historiador británico Eric Hobsbawm nos ofrece en este libro un detallado análisis histórico de la evolución de la nación moderna en los últimos 200 años, desde el protonacionalismo popular hasta la actualidad, procurando distinguir cuidadosamente lo que es historia real de lo que no pasa de ser «mitología programática», y poniendo de relieve la contradicción que parece existir entre la actual reafirmación política de las nacionalidades y la lógica de la integración económica que las empuja, como en el caso de la Unión Europea, a una supranacionalidad cada vez mayor.

 

 

 

La Era de la Revolución, La Era del Capital, La Era del Imperio – Hobsbawm

La era de la revolución, La era del capital y La era del imperio cubren la historia del mundo contemporáneo desde el inicio dela Revolución francesa, en 1789, hasta el estallido dela Primera guerra mundial, en 1914. En estas páginas Hobsbawm, de quien se ha dicho que es“tal vez el más importante historiador del siglo XX”, y que es con toda seguridad el más leído, no sólo se ocupa de los acontecimientos políticos y de los avances económicos, sino que presta una atención especial al desarrollo de la ciencia y del arte, y se ocupa de temas como la formación de un mundo global, la construcción de naciones, las luchas obreras o la emancipación de la mujer.

 

La entrada 14 libros que deberías leer se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
https://14milimetros.com/14-libros-que-deberias-leer/feed/ 0
Ucrania-Rusia, identidad dividida. Los cosacos y la consolidación de la identidad nacional ucraniana https://14milimetros.com/ucrania-rusia-identidad-dividida-los-cosacos-y-la-consolidacion-de-la-identidad-nacional-ucraniana/ https://14milimetros.com/ucrania-rusia-identidad-dividida-los-cosacos-y-la-consolidacion-de-la-identidad-nacional-ucraniana/#respond Tue, 21 Apr 2020 15:36:22 +0000 http://14milimetros.com/?p=2072 Tras la desintegración del Rus de Kiev y el asentamiento del poder e influencia mongoles en los territorios del norte y noreste, las antaño prósperas y fértiles tierras del sur que hoy constituyen la actual Ucrania fueron objeto de pugna entre diversos actores. Los mongoles sufrieron derrotas a lo largo de los siglos XIV y […]

La entrada Ucrania-Rusia, identidad dividida. Los cosacos y la consolidación de la identidad nacional ucraniana se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
Tras la desintegración del Rus de Kiev y el asentamiento del poder e influencia mongoles en los territorios del norte y noreste, las antaño prósperas y fértiles tierras del sur que hoy constituyen la actual Ucrania fueron objeto de pugna entre diversos actores. Los mongoles sufrieron derrotas a lo largo de los siglos XIV y XV, su poder e influencia se redujeron y la identidad nacional rusa empezó a florecer, principalmente debido a dos potencias clave: la República de Nóvgorod y el Principado de Moscú. No obstante, en las tierras de Ucrania el panorama era muy distinto.


Tal y como se expuso en la parte primera de esta serie de artículos, potencias como Lituania, Polonia o Hungría ya habían empezado a ejercer su influencia sobre el oeste de Ucrania durante las etapas de conflictos internos en el Rus de Kiev. Cuando el Rus de Kiev se rompió, estas potencias se lanzaron al ataque. Durante el siglo XIV, Polonia y sobre todo Lituania lanzaron una serie de ofensivas contra los principados de Galitzia-Volinia y Kiev respectivamente. A finales del siglo XIV, Lituania y Polonia llegaron a enfrentarse entre sí por un conflicto de sucesión en esos territorios, siendo cada una de ellas apoyada por diferentes nobles locales, así como por potencias externas, incluidos los mongoles.

No hay que olvidar que aparte de la fragilidad interna y la falta de un gobierno propio que ocasionaba el dominio extranjero, la población local, la cual practicaba el cristianismo ortodoxo y guardaba todavía similitud cultural con los principados del norte, se empezó a ver sometida a un proceso de alteración cultural por parte de las potencias católicas. La presencia de nobles polacos y lituanos que practicaban otra rama del cristianismo comenzó a hacer mella. Por si esto no fuera suficiente, la gran devastación ocasionada por las guerras y la invasión mongola hizo que lituanos, pero sobretodo polacos, enviasen a sus compatriotas a repoblar los nuevos territorios conquistados y reconstruir las ciudades, lo cual tenía como objetivo incrementar el proceso de asimilación de la antigua población del Rus de Kiev.

Polonia y Lituania comenzaron un proceso de unión dinástica en Krewo (1385), el cual más tarde sería ampliado por otros procesos de unión y fusión nobiliaria a lo largo del siglo XV y que desembocaría en la Unión de Lublin en 1569 y la creación de la República de las Dos Naciones (Mancomunidad Polaco-Lituana).

Mientras esto sucedía en la mitad oeste de Ucrania, la mitad este, el sur y Crimea cayeron bajo el control de la Horda de Oro, un estado mongol que se origina como consecuencia del reparto del Imperio Mongol entre los sucesores de Gengis Kan. La Horda de Oro, a pesar de lo que pudiera parecer no fue un simple estado étnicamente mongol; si bien es cierto que los nobles mongoles ocupaban los cargos políticos y militares, no tuvieron problemas en mezclarse con la inmensa mayoría de población no mongola, así como adoptar costumbres de los locales o influir culturalmente sobre los mismos.

Los mongoles ejercían dominio no sólo sobre la población eslava local, sino también sobre los diversos pueblos nómadas de las estepas que poblaban parte de esas tierras antes de su llegada: cumanos, kazajos, kirguises y diversos pueblos del Cáucaso. Curiosamente, esta mezcla influenció, muy probablemente, el origen de los tártaros, un nombre colectivo empleado para designar a pueblos nómadas (mayoritariamente de religión musulmana suní) que abarcan desde el este de Ucrania y Crimea, pasando por el sur de Rusia, Asia central y el sur de Siberia. El origen del término y su significado es objeto de múltiples debates y teorías, pero a ciencia cierta y hasta donde le compete a este artículo, se puede afirmar que engloba a toda una serie de gentes que encuentran su origen en la mezcolanza de eslavos y pueblos nómadas (túrquicos o no) cuyos destinos se entrelazaron a lo largo de muchas etapas de migraciones y conquistas en la extensísima estepa.

La Horda de Oro vivió una etapa de cierta prosperidad hasta que divisiones internas entre las clases dirigentes motivaron que algunos de los clanes optasen por mudarse a Crimea y abandonasen del todo su modo de vida nómada. Decidieron nombrar a un gobernante e invitaron al trono a Haci I Giray, un rival de la clase dirigente de la Horda de Oro y lejano descendiente de Gengis Kan. Haci I Giray fundó el Kanato de Crimea en 1449, después de una guerra de independencia contra la Horda de Oro en la que contó con apoyo de Lituania. A los pobladores de este Kanato se les conoce desde entonces como los tártaros de Crimea. Tras la muerte de Haci, el Imperio Otomano aprovechó la inestabilidad interna del Kanato para intervenir en el mismo y convertir a dicho territorio en un protectorado.

El Kanato de Crimea sirvió como punta de lanza de los intereses otomanos en la zona. El pillaje y los saqueos de la temida caballería tártara sembraron el caos en las estepas de la mitad sur y este de Ucrania. La esclavización de campesinos eslavos era algo habitual entre los siglos XV y XVII y fue una fuente de ingresos para los tártaros. Ni siquiera los dominios de Polonia-Lituania estaban exentos de estos ataques. Durante casi tres siglos una inmensa cantidad de población estuvo a merced de los asaltos y esclavización tártara.

Extensión del ‘Campo Salvaje’

Historiadores como Mijaíl Kizilov consideran que los saqueos y el consecuente comercio de esclavos a los que fueron sometidos los territorios de Ucrania, Rusia y Polonia-Lituania conllevaron la “exportación” de varias millones de personas, recordemos, durante casi tres siglos. Los esclavos eran confinados en el Kanato de Crimea o llevados al Imperio Otomano u otros puntos de comercio con la colaboración de comerciantes venecianos y genoveses. Los hombres eran utilizados principalmente para tareas pesadas y como esclavos en galeras. Las mujeres por su parte, eran víctimas de la explotación sexual. Otros historiadores como Valeri Vozgrin minimizan el impacto de este comercio y considera que es sobredimensionado por gran parte de los autores.

El área donde operaban los tártaros de Crimea era conocida como “El Campo salvaje”. En ese amplio territorio se desarrollaron gran parte de las luchas entre los distintos actores que pugnaban por su control. También fue en esta zona donde surgieron los cosacos, elemento clave en la formación y consolidación de la identidad nacional ucraniana posterior al Rus de Kiev.

No existe una fuente que nos provea de la información suficiente sobre el origen exacto de los cosacos. No obstante, lo más probable es que tengan su origen en una mezcla de campesinos eslavos, hombres libres y diversos grupos de nómadas o incluso tártaros que optaron por forjar su propio destino en una época de conflictos y peligros continuos.

Gran parte de la historia temprana de los cosacos fue contada por cronistas polacos, rusos o incluso turcos. Uno de ellos es Marcin Bielski, según quien, durante el siglo XVI la cantidad de cosacos empezó a aumentar de forma significativa. Los cosacos crearon diversos Sich fortificados en la cuenca inferior del Dniéper y sus rápidos. Allí se dedicaban a la pesca, caza y a la apicultura durante el verano. Durante el invierno se dispersaban entre las zonas urbanas del norte y oeste de Ucrania. El principal centro cosaco se situó en la moderna región de Dnipropetrovsk. La localización exacta del bastión del Sich de Zaporozhia se encuentra hoy en día inundada por la reserva natural de Kakhova. Desde allí otras fortificaciones importantes fueron creadas a lo largo de los años.

Si bien gran parte de los cosacos eran étnicamente eslavos y de religión cristiano ortodoxa, se caracterizaban por ser una comunidad libre que normalmente aceptaba entre sus filas a cualquiera que desease seguir su modo de vida. Los cosacos habitaban las tierras del Campo Salvaje, donde constituyeron muchas de sus comunidades, pero algunos se desplazaron hacia otras zonas. Los grupos de cosacos más notables fueron los del Dniéper, Don o Volga, pero los que marcaron gran parte de la historia ucraniana fueron los cosacos de Zaporozhia o “Zaporogos”.

El nombre de estos cosacos está asociado a la frontera natural que constituyen el Río Dnieper y la frontera de los bosques de la mitad oeste de Ucrania con el comienzo de la estepa de la parte sureste del actual país. “Za Parozhi”, traducido como “tras los rápidos” o “tras el umbral”, según otras interpretaciones, hace referencia a esta área del Campo Salvaje donde se refugiaban aquellos que huían del feudalismo Polaco-Lituano o de la esclavitud Tártara. En esta tierra se establecieron, fuera de toda jurisdicción, diversos Sich, sustantivo proveniente del verbo сѣчь, que significa “cortar” y que muy probablemente se refiere a las picas o estacas afiladas de madera que se podían encontrar alrededor de sus asentamientos y que hacían las veces de sistema defensivo.

El museo de Jortitsya, una pequeña recreación del aspecto que tenían los Sich cosacos. Se encuentra en la isla de Jortitsya cerca de la ciudad de Zaporizhia y de la localización de la primera fortaleza cosaca erigida en el siglo 15.

Los cosacos no servían a nadie; solamente a sí mismos y, como se ha mencionado anteriormente, debían vivir entre varias potencias que pugnaban entre sí. Es por ello que solían aliarse tanto con la Mancomunidad Polaco-Lituana, como con los Tártaros de Crimea o con Rusia según les convenía. Si podían aprovechar para saquear los dominios de alguno de sus rivales lo hacían, y también podían recurrir a la piratería en contra de los intereses tártaros y otomanos. A su vez, una de las posibles motivaciones para constituirse en asentamientos era la de defenderse de los ya mencionados pillajes tártaros que buscaban esclavizar a la población campesina.

Los cosacos, conscientemente o no, se alzaron como los defensores de la población del Campo Salvaje o “tierras libres” y con ello contribuyeron al posterior nacimiento de la identidad nacional ucraniana que consecuentemente pugnaría por conseguir la independencia y la paz en sus tierras, libres del sometimiento de cualquier potencia exterior.

Los cosacos tenían una serie de comandantes en jefe, siendo el de mayor rango el hetman o atamán. Este cargo se otorgaba por decisión de un consejo integrado por los cosacos más experimentados. El hetman hacía las veces de Jefe de Estado, pero no tenía poder absoluto; las decisiones importantes debían ser aprobadas por una asamblea llamada rada (o krug). El hetman también podía actuar como dictador electo (similar al caso romano) en caso de guerra. A su vez, un hetman podía ser destituido si se consideraba que no obrara correctamente. Es más, otro cosaco podía postularse a hetman en caso de considerar que podría hacerlo mejor. No obstante, este cambio estaba sujeto, como siempre, a la decisión y votación de la asamblea.

Pocos movimientos nacionales modernos se basan realmente en una conciencia étnica primigenia. Al contrario, a menudo se crea sobre la marcha, y a veces, pecando de racismo. Algo característico de los cosacos es que en gran medida excluyeron la etnicidad o la estirpe común en su definición propia. Al ser campesinos libres y luchadores sus orígenes, como ya se ha expuesto, tenían su base en una gran mezcolanza de gentes. Lo que les unía no era la sangre, sino las creencias.

“Los cosacos zaporogos escriben una carta al sultán turco”. Pintura de Ilya Repin. Este es uno de los cuadros más famosos y que representa a los cosacos en todo su esplendor. A pesar de que las tropas otomanos fuesen derrotadas en batalla, el sultán turco exigió la rendición de los cosacos. Estos, con gran júbilo, le contestaron en una carta llena de burlas e insultos”

A finales del siglo XVI y con la consolidación de la Mancomunidad Polaco-Lituana, los cosacos llegaron a un acuerdo con el Rey Segismundo II -Rey de Polonia y gran duque de Lituania-, según el cual cierto número de cosacos pasarían a formar parte de la caballería ligera de la Mancomunidad, defendiéndola de las incursiones de los tártaros de Crimea, así como evitando revueltas entre el campesinado. Estos cosacos engrosarían un registro especial y gozarían de una serie de privilegios y recompensas por su servicio, posesiones y tierras.

Hay que mencionar que la Mancomunidad Polaco-Lituana fundó un sistema político denominado Zlota Wolnosc (Libertad de oro). Este sistema constituyó una especie de República donde había elecciones, un parlamento y una clase oligárquica denominada szlachta (alta burguesía). La szlachta provenía del feudalismo medieval, servía como contrapeso al poder del Rey, participaba en la política, y podía optar a diversos cargos militares además de poseer tierras.

Con el tiempo la szlachta fue ganando en poder y podía llegar a amenazar el poder real. Otro punto importante y habitualmente ignorado es el de la comunidad judía en la Mancomunidad, especialmente en Polonia. Muchos judíos, víctimas de persecución en el resto Europa, huyeron a Polonia (entre ellos muchos sefardíes) y allí gozaron de bastantes derechos y protección por parte de la corona. Pudieron practicar libremente su religión y prosperar en la sociedad polaca. La contribución a la cultura fue especialmente destacable. No obstante, es aquí donde llega uno de los puntos históricamente conflictivos. Los judíos de Polonia podían elegir a un Rabino jefe que gozaba de poderes jurídicos y financieros. Es más, las autoridades polacas permitieron que la comunidad judía y sus altas esferas se hiciesen cargo de parte de las finanzas, la recaudación de impuestos y que actuasen como prestamistas. Esto tuvo un fuerte impacto entre el campesinado ucraniano, entre los cuales se formó una mala imagen de los judíos, vistos también como parte del sistema de opresión. Si bien gran parte de lo que los judíos recaudaban era para la Corona, es probable que fuese un germen para el consecuente antisemitismo y los pogromos contra la población judía.

Las circunstancias socio-económicas y políticas de la Mancomunidad Polaco-Lituana disgustaban a los cosacos. El poder oligárquico llegó a imponer la servidumbre con el fin de incrementar la producción y con ello las ganancias que obtenía de la agricultura en las fértiles tierras ucranianas. Esto conllevó una seria pérdida de libertades entre la población campesina. A su vez, como se mencionó con anterioridad, se trató de convertir a la población ortodoxa al catolicismo y a polonizarla. La presencia polaca en el oeste de Ucrania motivó la implementación de la Iglesia Católica Oriental o Iglesia Uniata (peyorativo). Es una iglesia que forma parte del cristianismo católico y a diferencia de las iglesias ortodoxas orientales, las cuales son autocéfalas, la autoridad dominante es el Papa. Esta iglesia formó parte del intento de la Mancomunidad Polaco-Lituana de convertir y asimilar a la población local ortodoxa. Hasta hoy en día esta iglesia domina en la parte occidental de Ucrania, la cual permaneció durante más tiempo bajo el dominio y la influencia polaca.

Esta situación motivó aún más que campesinos huyesen al Campo Salvaje y erigió a los cosacos como defensores del campesinado ante las tropelías de la Mancomunidad. La situación conllevó una importante serie de rebeliones contra el poder de la misma. Entre 1591 y 1638 tuvieron lugar cerca de 8 rebeliones, si bien algunas obtuvieron un éxito inicial, todas acabaron siendo reprimidas. A pesar de esto, el constante conflicto no evitó que los cosacos luchasen de parte de la Mancomunidad Polaco-Lituana en varias guerras contra el Zarato Ruso, Suecia o el Imperio Otomano. Es más, los cosacos tuvieron un impacto en la Smutnoe vremya (época tumultuosa) en Rusia. Un periodo entre la muerte del último ruríkida, en 1598, y la llegada al trono de los Romanov en 1613. Durante estos años la Mancomunidad llegó a ocupar el propio Kremlin en Moscú, y junto con la intromisión de otras potencias como Suecia, que atacó por el norte, Rusia estuvo al borde de la disgregación y desaparición.

La prosperidad en la que se hallaba la Mancomunidad motivó una mayor presión hacia los cosacos de zaporozhia, quienes en 1648 y liderados por el hetman Bogdan Hmelnitsky se alzaron en una rebelión. Los cosacos se vieron apoyados por el campesinado ucraniano y por los tártaros de Crimea. La rebelión fue un duro golpe contra el poder de la szlachta polaca. La  rebelión se extendió por todo el territorio de la actual Ucrania, llegando hasta las actuales Bielorrusia y Moldavia. El conflicto se prolongó hasta 1657, y durante el mismo muchas, masacres tuvieron lugar. En esas masacres, tanto población civil polaca como clérigos católicos y judíos sufrieron persecuciones. Si bien no es justificable, debemos ver esto desde la perspectiva amplia ya explicada: la larga etapa de dominación, represión y excesos por parte de la Mancomunidad Polaco-Lituana tuvo su igual respuesta y por desgracia, sentó las bases para futuros excesos de unos sobre otros.

Con el inicio de la rebelión se declaró la constitución del Hetmanato cosaco, que se extendió entre las regiones centrales de la actual Ucrania. Bogdan Hmelnitsky estaba a la cabeza del mismo. En 1654 Hmelnitsky se reunió con el Zar Alexei I de Rusia en Pereyaslav con el objetivo de tratar la rebelión contra la Mancomunidad, un asunto en el que Rusia estaba evidentemente interesada. Los cosacos ya no podían confiar en sus ambivalentes aliados tártaros de Crimea debido a sus excesos sobre la población, y optaron por asegurarse el apoyo ruso. La naturaleza final del acuerdo es discutida por historiadores rusos y ucranianos. Supuestamente Hmelnitsky pidió asistencia militar y protección a Rusia a cambio de una alianza y posterior juramento de lealtad al monarca ruso, lo cual sentó las bases para la futura integración del Hetmanato dentro de Rusia. La historiografía ucraniana considera que el tratado era una mera alianza militar y muestra sus dudas acerca del alcance del juramento, argumentando que fue el principio de una situación de desigualdad de Ucrania respecto a Rusia.

“Para siempre con Moscú. Para siempre con el pueblo ruso”. Pintura de Mikhailo Jmelko. Este cuadro es una representación de la firma tratado de Pereyaslav. Recordemos que es un momento controvertido en la historia. Unos consideran que fue un momento clave para fortalecer la unión ucraniano-rusa. Otros consideran que fue una vasalización.

Sea como fuere, el tratado conllevó al inicio de la guerra Ruso-Polaca (1654-1667), lo cual constituyó a su vez un añadido a la época de “El Diluvio” (potop szwedzki). El Diluvio constituyó el principio del fin de la Mancomunidad Polaco-Lituana como la potencia reinante en el Este de Europa.

Igual que hizo contra Rusia durante su época tumultuosa, Suecia aprovechó la debilidad de la Mancomunidad para atacar junto con sus respectivos aliados, luchando en varios frentes. A pesar de contar con sus respectivos aliados y de intentar firmar el tratado de Hadiach con los cosacos, la Mancomunidad salió mal parada del conflicto. En el tratado de Andrusovo entre Rusia y la Mancomunidad se estableció que los territorios del margen izquierdo norte del Dniéper, partes de la actual bielorrusia y Kiev serían para Rusia. A su vez, se estableció que el Hetmanato cosaco sería un condominio donde tanto Rusia como la Mancomunidad ejercerían su influencia.

A pesar de esto, a largo plazo la victoria fue para Rusia, ya que obtenía una fuerte influencia sobre el Hetmanato y toda la orilla este del Dnieper y además se erigía como la defensora de la ortodoxía en la zona y el patriarcado de Moscú ganaba poder y relevancia sobre la iglesia ortodoxa ucraniana. Si bien el Hetmanato mantuvo su independencia de facto, a la larga no sería capaz de sostenerse ante un estado ruso con un poder siempre creciente. Una vez el conflicto había terminado, Ivan Mazepa, el hetman entre 1687 y 1708 trajo estabilidad y prosperidad al Hetmanato y se prosperó económica y culturalmente. Aún así, hubo conflictos entre facciones favorables a los polacos, a los rusos y aquellos que preferían mantener un estado independiente. Si bien la gran parte de la población local ucraniana ya no estaba sujeta a una eventual conversión religiosa por parte de Polonia, durante las época de Piotr I y Ekaterina II se llevaron a cabo procesos de integración y asimilación de los territorios del Hetmanato dentro del Imperio Ruso con el establecimiento de distintos Prikaz (representaciones político-militares rusas que fueron reduciendo el papel de los dirigentes cosacos locales). A su vez, el envío de campesinado ruso a esas tierras se hizo algo común, ya sea con intención de rusificar o de repoblar un territorio plagado por el conflicto. Este fue uno de los factores que empezó a determinar una diferenciación étnico-linguística del este y sur ucranianos, más cercanos a Rusia, respecto al centro y oeste del país.

Como apunte destacable, no se puede obviar la mención a la Constitución de Pilip Orlik (secretario de Ivan Mazepa); una constitución escrita en 1710 (de las primeras constituciones estatales en Europa) y que establecía una división de poderes, limitaba el poder del hetman como Jefe de Estado y profundizaba en el desarrollo de la rada (krug) o asamblea existente entre los cosacos. Esta Constitución precedió a algunas de las creaciones teorico-políticas y de derecho comparado en la Francia prerevolucionaria.

Durante la Gran Guerra del Norte (1700-1721) entre Rusia, Suecia y sus respectivos aliados, los cosacos también sufrieron las consecuencias del conflicto, que se desarrolló en parte de su territorio. El hetman Ivan Mazepa intentó mantener su independencia al solicitar una alianza al Rey de Suecia, lo cual a corto plazo, conllevó un pretexto para que Rusia absorbiese el Hetmanato, ya que fue Suecia la que salió derrotada del conflicto. Gran parte de las altas esferas cosacas fueron perseguidas acusadas de traición. Muchos prisioneros de guerra del Hetmanato, que se habían aliado con Suecia en la guerra contra Rusia, fueron usados como mano de obra en la construcción de San Petersburgo. Tras ese conflicto, las esferas políticas en Rusia consideraron que para consolidar el poder de Rusia debían acabar con la autonomía del Hetmanato.

Con Ekaterina II de Rusia el Hetmanato fue finalmente abolido y Ucrania se convirtió paulatinamente en una región dentro del Imperio Ruso. En gran parte de los territorios del antiguo Hetmanato, Rusia creó la Gobernación de Nueva Rusia. El Imperio Otomano y el Kanato de Crimea fueron derrotados en sendos conflictos y Rusia se hizo definitivamente con el control del Campo Salvaje y la península de Crimea. A su vez, antes del final del siglo XVIII, las diferentes particiones de Polonia realizadas por Prusia, Austria y Rusia harían que ésta última se hiciese con el control de gran parte del oeste ucraniano.

Entre 1768 y 1769 tuvo lugar una importante rebelión cosaca, ésta vez en la ribera occidental del Dniéper. Esta rebelión es un episodio controvertido en la historia entre Ucrania y Polonia. La rebelión estaba encabezada por Maksym Zalizniak e Ivan Gonta, dos líderes cosacos que comandaban a los Haidamaki (Gaidamaki). Los Haidamaki eran grupos de cosacos, campesinos, mercenarios, e incluso nobles que se oponían a los intentos de la maltrecha Mancomunidad Polaco-Lituana por restablecer su poder e influencia en la ribera occidental de Ucrania. Los Haidamaki estaban motivados por las ya conocidas desavenencias, la servidumbre, la opresión, los intentos de conversión religiosa y el sentimiento anti polaco en general. Durante esta rebelión, supuestamente perdieron la vida miles de polacos, ya fuesen civiles, clero o incluso nobles y población civil ucraniana de confesión católica. La población judía tampoco salió muy bien parada y la brutalidad fue grande. Al final, la actuación militar conjunta polaco-rusa acabó brutalmente con la rebelión.

Los autores polacos suelen ofrecer una visión muy sombría de los acontecimientos con cientos de miles de víctimas. Las fuentes ucranianas en cambio, lo ven como otro símbolo de la resistencia nacional frente al dominio extranjero. El poeta Taras Sevchenko, padre de la literatura moderna ucraniana, por no decir del idioma moderno ucraniano escrito, dedicó un poema a esta rebelión.

Entre 1773 y 1775 se produjo la última rebelión organizada de los cosacos. No tuvo lugar en la actual Ucrania, pero de haber triunfado, podría haberla beneficiado. El instigador y líder de la misma fue Emelyan Pugachev, un cosaco de los Urales. Pugachev era un antiguo militar del ejército imperial ruso que aprovechó  la dificil situación de los campesinos durante la guerra que Rusia libraba con el Imperio Otomano y afirmó que era Piotr III (el predecesor y marido de Ekaterina II que, probablemente, fue asesinado por orden de ésta). Pugachev proclamó la abolición de la servidumbre y se le unieron no solo cosacos, sino toda clase de campesinos, miembros desafectos del ejército y personas de todas las etnias, incluso líderes religiosos musulmanes o budistas. Ekaterina II no iba consentir amenazas a su poder. Si bien la rebelión triunfó inicialmente, más tarde la situación se estabilizó y las fuerzas imperiales derrotaron y acabaron con la rebelión. Pugachev fue traicionado y entregado a las autoridades por sus propios compañeros cosacos para acabar siendo ejecutado. Ésta rebelión marcó el inicio de una servidumbre todavía más acuciada en toda Rusia y por ende, en Ucrania, reforzada por Ekaterina II. A pesar del trágico final, fue con seguridad, la primera gran revuelta contra el poder de los Zares en la cual participaron toda suerte de personas, independientemente de su origen étnico o creencias, sentando un precedente.

Gran parte del siglo XIX, ya bajo dominación rusa, transcurrió de forma relativamente pácifica, exceptuando conflictos como la invasión napoleónica o la Guerra de Crimea (1853-1856). Paulatinamente se fue formando una intelligentsia que estaba convencida del proceso de revitalización nacional ucraniana. El ya mencionado Taras Sevchenko, Mijailo Drahomanov, Mijailo Maksimovich o más tarde Mijailo Grushevskii son algunas de las personalidades clave que influirían en esta tarea de revitalización a partir de mediados del siglo XIX y hasta el periodo de la revolución rusa en 1917. La relativa industrialización, agitación y urbanización de la mitad este ucraniana contrastaría con la primordialmente rural y algo más conservadora forma de vida en la mitad oeste. A su vez, las respectivas influencias externas jugaron un papel clave en establecer una debilidad interna en la unidad nacional que siempre ha sido aprovechada por aquellos en busca de beneficio propio en detrimento de todo el país.

La historia determinó que Ucrania sufriría de numerosos y severos males. Años de dominación extranjera y continuas luchas en su territorio entre diferentes actores sentaron las bases de un futuro estado con un sentimiento nacional fácil de quebrar y/o dividir entre las potencias del momento, lo cual le ocasionaría problemas. La Ucrania del siglo XIX se adentraba en la época del romanticismo nacionalista, las revoluciones industriales y los movimientos obrero y sindical con la vista de nuevo puesta en la incertidumbre nacional. La estabilidad, no tardaría en romperse de nuevo.


¿Quieres que podamos seguir compartiendo este tipo de contenidos? Puedes apoyarnos aquí

La entrada Ucrania-Rusia, identidad dividida. Los cosacos y la consolidación de la identidad nacional ucraniana se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
https://14milimetros.com/ucrania-rusia-identidad-dividida-los-cosacos-y-la-consolidacion-de-la-identidad-nacional-ucraniana/feed/ 0
El precio del barril de EEUU se hunde como nunca antes. ¿Qué significa? https://14milimetros.com/el-precio-del-barril-de-eeuu-se-hunde-como-nunca-antes-que-significa/ https://14milimetros.com/el-precio-del-barril-de-eeuu-se-hunde-como-nunca-antes-que-significa/#respond Mon, 20 Apr 2020 19:48:43 +0000 http://14milimetros.com/?p=2058   El precio del barril de petróleo en EEUU se ha hundido. Ahora mismo (mientras el autor escribe) un barril, es decir 159 litros de petróleo, vale tan poco que el productor paga 40 dólares por quitárselo de encima.      ¿Por qué? Es el mercado, amigo. El equivalente al 20% de todo el petróleo […]

La entrada El precio del barril de EEUU se hunde como nunca antes. ¿Qué significa? se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
 

El precio del barril de petróleo en EEUU se ha hundido. Ahora mismo (mientras el autor escribe) un barril, es decir 159 litros de petróleo, vale tan poco que el productor paga 40 dólares por quitárselo de encima. 

 

 

¿Por qué?

Es el mercado, amigo. El equivalente al 20% de todo el petróleo que se producía antes de la crisis del coronavirus, ahora no tiene destino. Es decir, el petróleo se está acumulando por la falta de demanda, y su almacenamiento es tan costoso que a las empresas ahora mismo les merece la pena desprenderse del stock pagando. Dicho de forma campechana: sale más barato pagar 40 dólares por quitarse de encima los barriles que mantenerlos guardados.

La OPEP+ ha acordado hace poco limitar la producción de petróleo en 10 millones de barriles diarios, pero se sigue extrayendo mucho más del que se demanda. Hablamos de millones de barriles al día, y con estas cifras el colapso de las infraestructuras de almacenamiento es cuestión de tiempo; muy poco tiempo. Para que nos hagamos una idea, hay 160 millones de barriles almacenados en buques dando vueltas.

 

¿Qué significa?

Para situarnos: WTI que es el que se ha hundido, es el petróleo West Texas, cuyo valor es el referente en EEUU.

Lo primero que debemos saber es que este no es un precio ‘al comprador’ al momento; es la estimación de cuánto vale el precio del barril cara a negociar los contratos de futuro, y los de mayo vencen (y ahí la gravedad del asunto) mañana 21 de abril. O lo que es lo mismo: Un contrato de futuros es un acuerdo entre dos partes para comprar o vender una cantidad específica, de un producto específico (petróleo), en un momento específico en el futuro. Se suele comprar a un precio estandarizado, pero cuando vence el contrato (mañana), se valora si se tienen pérdidas o beneficios. En vista de la nula demanda y el exceso de oferta que hay, los compradores se han deshecho de sus posiciones en el contrato de mayo (por un día todavía estaban a tiempo), por lo que los productores no tienen donde colocar todos esos barriles y por tanto les merece la pena incluso pagar por quitárselos de encima. Es un negocio que, como la bolsa, se basa en la especulación, y cuando hace ‘crack’… mal, mal, mal.

Antes de vaticinar un colapso de la industria petrolera, habría que esperar al contrato de junio, pero en este momento la situación es tan mala como que el sector del “shale oil” (lo que conocemos como fracking) no puede asumir estos precios. En junio, según terminen ‘los confinamientos’ por el coronavirus y las economías se vayan reactivando, se espera que el valor de los contratos esté entorno a los 20 dólares. Ahora bien, si esta estimación falla, estaríamos hablando ahora sí de un colapso total en la industria petrolera estadounidense.
En Europa de momento parece que nos salvamos, y es que el barril Brent ha caído poco, manteniendo su valor por encima de los 20 dólares.

Y por si lo habías pensado no, el ciudadano medio no puede meterse de cabeza a comprar estos días. Hablamos de un mercado que maneja cantidades inasumibles. Lo sentimos.

 

 

 


¿Quieres que podamos seguir compartiendo este tipo de contenidos? Puedes apoyarnos aquí

La entrada El precio del barril de EEUU se hunde como nunca antes. ¿Qué significa? se publicó primero en 14 Milímetros.

]]>
https://14milimetros.com/el-precio-del-barril-de-eeuu-se-hunde-como-nunca-antes-que-significa/feed/ 0