Internet ha desatado la polémica contra Android y Apple por albergar en sus ‘stores’ la aplicación Absher, utilizada en Arabia Saudí para controlar la libertad de movimiento de las mujeres que viven en el reino wahabita.


 

Absher es una aplicación creada por el Ministerio del Interior desarrollada por el centro de información nacional de Arabia Saudí para poder realizar todos los trámites administrativos y burocráticos desde el móvil. Sin embargo, debido a las leyes que rigen el país, Absher se ha convertido en una especie de Gran Hermano siniestro para las mujeres. 

De acuerdo a la legislación saudí, una mujer siempre debe tener un guardián masculino que las impide desarrollarse plenamente. El predicador, traducción al español del nombre de la aplicación, permite que el guardián desde su móvil pueda prohibir a ‘sus mujeres’ viajar, marcando las fechas en las que tienen permitido desplazarse e impidiendo que éstas puedan coger un avión. Todo a golpe de click. Además, tienen la posibilidad de recibir por SMS una notificación cada vez que ‘su mujer’ utilice el pasaporte en una frontera o realice un check-in en el aeropuerto.

 

 

Se estima que cada año 1.000 mujeres intentan escapar de Arabia Saudí. 

Aunque la aplicación lleva activa años, con casos recientes como el de Rahaf al-Qunun, Absher ha vuelto a salir a la luz como un sistema de control sofisticado. Hay quienes intentando escapar de su guardián (wali), intentan hacerse con el móvil de su marido para poder escapar. Sin embargo, la práctica es peligrosa ya que si las descubren antes de escapar, los castigos que les esperan son siempre muy severos. Se estima que cada año 1.000 mujeres intentan escapar de Arabia Saudí.

Facebook
Facebook
Twitter