Cerca de medio millón de personas ha muerto tras casi 8 años de guerra en Siria. La gente, sin embargo, se niega a rendirse y lucha cada día por celebrar la vida.

Facebook
Facebook
Twitter