Sin el Chapo Guzmán en el mercado del crimen organizado en México, así se disputan nueve cárteles y sus células el tráfico drogas en el territorio. Según la Procuraduría General de la República (PGR) existen 36 células delictivas de nueve cárteles de narcotráfico.


 

Tras la captura de Joaquín «El Chapo» Guzmán Loera y luego de algunas disputas y escisiones el cártel de Sinaloa pasó a ser liderado por Ismael “El Mayo” Zambada, grupo de narcotráfico que actualmente conserva el mayor número de células distribuidas en seis estados del país azteca. No obstante, la presencia del cártel de Sinaloa se ha reducido desde la extradición en enero pasado a Estados Unidos de su líder. Muestra de ello, es la perdida de presencia territorial ante el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en la zona del Pacífico mexicano en estados como Colima, Jalisco y Nayarit. Por primera vez en 40 años, el Cártel de Sinaloa pierde presencia en el país.

El cártel de Sinaloa tiene a cargo 10 células delictivas conformadas por: «Gente Nueva» (Chihuahua y Sinaloa); «Los Cabrera» (Durango y Chihuahua); cártel del “Poniente» o de «La Laguna» o «Los Bardales» (Durango y Coahuila); «El Aquiles» y «El Tigre» (Baja California); «Del 28» (Baja California Sur); «Los Artistas Asesinos» y “Mexicles» (Chihuahua); «Los Salazar» y «Los Memos» (Sonora).

 

 

El cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), en cabeza de Nemesio Oseguera Cervantes, «El Mencho», es la organización que también se codea junto con el cártel de Sinaloa por la mayor presencia en el territorio ya que su operación de crimen organizado abarca al menos ocho estados. El CJNG por sus siglas, no se le atribuye célula alguna pero sí presencia en estados como Michoacán, Guanajuato, Nayarit, Guerrero, Morelos, Veracruz, Jalisco y Colima.

La Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) y el Departamento del Tesoro señalan que el CJNG también cuenta con presencia de punta a punta; desde el Golfo de México al Pacífico; y de frontera a frontera: del sureste al noroeste del país. Durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, esta organización se perfiló como una de las más poderosas en operaciones y control territorial.

 

 

El cártel de Tijuana, que se ha visto disminuido, ya solo mantiene presencia en Baja California con las células denominadas «El Chan», «El Jorquera» y «El Kieto».

El cártel de Juárez sólo opera en Chihuahua y el cártel de Tijuana, que se le ha visto disminuido en operaciones y pie de fuerza mantiene presencia en Baja California con las células «El Chan», «El Jorquera» y «El Kieto».

 

 

Por su parte, el cártel La Familia Michoacana, fundado por el fallecido Nazario Moreno González, «El Chayo», aún opera en los estados de Morelos, Guerrero y México a través de la célula llamada “La Empresa”, de esta célula habría disidentes que luego conformaron “La Nueva Empresa”.

 

 

El cártel Los Zetas, señalado como uno de los grupos más violento que ha operado en el país, ahora depende de tres células en Tamaulipas: «Grupo Operativo Los Zetas», «Grupo Operativo Zetas» y «Fuerzas Especiales Zetas».

Entre tanto, el cártel de Los Beltrán Leyva sigue manteniendo presencia en Baja California Sur y Sinaloa, a pesar de las capturas de sus fundadores. Mediante las organizaciones «Los Mazatlecos», «El 2 mil», «Los Granados», «Los Rojos», «La Oficina», «Los Ardillos» y el “Cártel Independiente de Acapulco” (CIDA), operan en Sonora, Guerrero, Morelos y Aguascalientes siguen el legado del crimen.

 

 

Estas celulas cobran vida luego de que el capo Arturo Beltrán Leyva, «El Barbas», en el mes de diciembre de 2009 fuese abatido en un operativo por parte de la Secretaría de Marina (Semar) en la ciudad de Cuernavaca. Cabe destacar que hace poco murió Héctor Beltrán Leyva alias “El H” de un ataque al corazón, uno de los hermanos fundadores de la organización quien fuese calificado como testigo clave en el proceso penal que se lleva en contra del Chapo.

Por otro lado, uno de los hermanos y también fundador de la organización, Alfredo Belltrán Leyva ‘El Mochomo’, se encuentra detenido desde enero de 2008 y Fausto Isidro Meza López está prófugo.

Del cártel del Golfo solo se ha detectado operaciones en Tamaulipas y Quintana Roo, a través de los grupos «Metros», «Rojos», «Grupo Dragones», «Los Fresitas», «Ciclones», «Los Pelones» y «Talibanes».

 

 

«Los Caballeros Templarios» ya solo tienen presencia en Michoacán, a través de la célula de «Los Tena» y la liderada por Homero González Rodríguez, «El Gallito”. En febrero de 2013, en el estado de Michoacán la sociedad civil formó un escuadrón de autodefensas armadas  para luchar y defenderse de las actividades de Los Caballeros Templarios en la región.

Facebook
Facebook
Twitter