Este jueves fue dinamitado el oleoducto Caño Limón – Coveñas en la vereda Cañaguata en el municipio fronterizo de Cubará, Boyacá.

Si bien hasta ahora ningún grupo armado se atribuye el ataque, la zona cuenta con la presencia histórica de la Guerrilla del Ejercito de Liberación Nacional (ELN) Frente Batallón Héroes y Mártires y el Frente Domingo Laín, estructuras que hacen parte del Frente de Guerra Oriental de esa organización.

 

 

Este hecho provocó el incendio de un bosque natural y la contaminación de cerca de un kilómetro de un canal de escorrentía en la vereda. Este ataque es el número 77 en lo que va corrido del año. Es decir, al menos un ataque a la infraestructura petrolera cada cuatro días.

El oleoducto Caño Limón-Coveñas se ha convertido en blanco frecuente de ataques atribuidos por autoridades al ELN, en las ultimas semanas ha aumentado el escalamiento de la violencia y ataques por parte de la organización tras haberse estancado los acuerdo de paz con el Gobierno colombiano.

Facebook
Facebook
Twitter