La Coalición Internacional liderada por Estados Unidos ha acabado con la vida del yihadista austriaco Mohamed Mahmoud (alias Abu Usama al-Gharib) y con la de otros 100 civiles y combatientes de las Fuerzas Democráticas Sirias detenidos por ISIS. El objetivo del bombardeo de La Coalición era la prisión de al-Kashmaa en el este de Siria. 


 

Mohamed Mahmoud fue fundador del grupo salafista alemán “Milatu Ibrahim” y de la web de adoctrinamiento yihadista “Globalic Islamic Media Front”. Se unió al Estado Islámico poco después de salir de prisión en Austria. A pesar de haber servido como captador para el Estado Islámico durante años, recientemente fue detenido por la organización acusado de ser demasiado radical. 

 

 

Junto a Mohamed Mahmoud han muerto otros tres miembros importantes de ISIS que fueron detenidos por su visión extremista del takfir y no aceptar ciertas directrices del califato.

Según el Estado Islámico, entre los muertos se encuentran miembros de las Fuerzas Democráticas Sirias apoyadas por Estados Unidos detenidos en la prisión de al-Kashmaa, en la zona rural de Deir Ezzor.

 

Facebook
Facebook
Twitter