El Tribunal de Seguridad de Jordania condenó hoy a 10 yihadistas del autodenominado Estado Islámico a penas de entre cadena perpetua y 3 años de cárcel por el ataque en la ciudad medieval de Al Karak (Jordania) en diciembre de 2016 en la que murieron 12 personas, según informaron fuentes oficiales del Reino Hachemita.

Dos de los acusados fueron condenados a pena de muerte aunque el Tribunal cambió el castigo por cadena perpetua, según la agencia jordana Petra.

Tres acusados fueron condenados a 15 años de cárcel y otros 5 cumplirán penas de tres años cada uno.

La Fiscalía acusó al grupo de delitos de terrorismo que resultaron en la muerte de personas, fabricación y posesión de materiales explosivos, posesión de armas y conspiración para realizar actos terroristas, entre otros cargos.

El ataque en Al Karak fue uno de los más graves ocurridos en Jordania desde 2005, cuando una serie de atentados coordinados por Al Qaeda contra diferentes hoteles durante el mes de noviembre mataron a 67 personas e hirieron a más de 300.

 

 

El 18 de diciembre de 2016, en Al Karak, murieron 12 personas, entre ellos 7 policías y una turista canadiense en un ataque reivindicado por el autodenominado Estado Islámico.

Al Karak, construida por caballeros cristianos en la época de las cruzadas, es una de las principales ciudades turísticas de Jordania.

 

Facebook
Facebook
Twitter